Un verano mágico para niños y mayores

  • El espectáculo 'Mickey and the Magician' llega al teatro Animagique de Disneyland París

Disney y magia son dos palabras que van unidas y qué mejor que disfrutar de ello en verano. Mickey and the Magician es un show repleto de efectos, trucos e ilusionismo, con el que los visitantes se embarcarán en una aventura única protagonizada por el ratón más famoso de la factoría Disney. La historia se sitúa en París a finales del siglo XIX, en el taller de un gran mago, donde su asistente no es otro que Mickey Mouse. Todo comienza cuando está anocheciendo y el gran mago ordena a Mickey acabar de limpiar el taller antes de que salga el sol. Mickey se distraerá un poco en sus tareas y nada saldrá como había planeado.

Durante el espectáculo hay números musicales al más puro estilo de Broadway con canciones muy emblemáticas. El Hada Madrina de La Cenicienta realizará su hechizo al ritmo deBibbidi-Bobbidi-Bu. Rafiki, el chamán de El Rey León, entonará The Circle of Life. El Genio de Aladdín interpretará la canción Friend Like Me. Lumière, el simpático candelabro francés de La Bella y la Bestia, sorprenderá a todos con su versión de Be Our Guest. Y finalmente, Elsa de Frozen será la encargada de poner el broche final con la imponente Let It Go. El magnífico resultado lleva detrás mucho tiempo de trabajo. Ciento cincuenta personas han trabajado durante un año entero para hacer posible Mickey and the Magician y han sido necesarios más de tres meses para montar el decorado. Para que todo salga perfecto un equipo de más de sesenta personas trabaja durante el espectáculo y sobre el escenario llega a haber veinte artistas. Artistas que han luchado mucho por llegar hasta aquí. Setecientos candidatos participaron en las audiciones de París, Madrid y Londres y los elegidos han ensayado más de cuatrocientas veinte horas. En el proyecto han colaborado grandes talentos como el ilusionista Paul Kieve, el diseñador de iluminación Tim Lutkin, el diseñador de video y proyecciones Ian William Galloway, la coreógrafa Tatiana Seguiny el coreógrafo de claqué James Doubtfire.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios