La AUGC denuncia el trato a un agente en la operación de Vélez

  • La asociación de guardias civiles asegura que fue retenido y registrado de manera irregular

La Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC) ha denunciado el trato que recibió un agente durante la operación antidroga que se desarrolló el pasado 10 de mayo en Vélez de Benaudalla y que se saldó con cinco detenciones, entre ellos el sargento y jefe del puesto.

El colectivo cuenta que en el transcurso de la operación se vinculó a un miembro de la Benemérita, además del sargento, destinado en Vélez, "el cual no tiene ninguna relación con la supuesta trama organizada, solo por el simple hecho de estar de servicio esta tarde con el sargento detenido. Estuvo en el momento inoportuno y con la persona inadecuada".

Explica que ya en el acuartelamiento el comandante tercer jefe, según indicó el propio agente, le exigió "de manera denigrante e irrespetuosa" que entregara el arma y sus pertenencias, entre las que se encontraba una tarjeta con las siglas de la AUGC, "la cual tiró encima de la mesa con desprecio y malas formas".

Al día siguiente, el guardia civil se incorporó a su puesto de trabajo sin dormir y se le presentó un miembro de la Policía Judicial indicándole que firmara la intervención de sus pertenencias "de forma extemporánea, pasadas unas nueve horas de los hechos". Recibió su móvil y su arma después de comprobar que no tenía ninguna llamada relacionada con la supuesta trama organizada.

Es por lo que concluye que los hechos podrían ser constitutivos de varias infracciones penales y disciplinarias "al atentar contra la intimidad y dignidad de esta persona, pues se le confiscaron pertenencias personales y el móvil, vulnerándose sus garantías constitucionales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios