Adif intensifica los contactos para desatascar el AVE en Loja

  • Fomento quiere dar una solución al proyecto lo antes posible En caso contrario, la capital ya ha advertido de que intensificará las movilizaciones

Mientras Granada clama por volver a reengancharse a la red ferroviaria española 15 meses después de su desconexión, en Madrid trabajan para lograr un acuerdo con la empresa adjudicataria del tramo de Loja para desatascar las obras de la línea de Alta Velocidad a su paso por esta localidad. Es una reivindicación más que manifiesta por la Mesa del Ferrocarril que lidera el Ayuntamiento de la capital con su alcalde Paco Cuenca (PSOE) a la cabeza.

De hecho, anteayer, ya dejó claro que el tono de las peticiones aumentará en caso de no tener respuesta -como hasta ahora ha ocurrido- del Ministerio de Fomento y del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), dependiente del departamento gestionado en funciones por la popular Ana Pastor.

Según ha podido conocer este periódico, los contactos con la empresa responsable de los trabajos se han intensificado en los últimos días con el objetivo de alcanzar una solución al bloqueo que a día de hoy presenta el proyecto.

Una situación que también ha denunciado incluso el alcalde de Loja, Joaquín Camacho (PP), quien días atrás manifestó su deseo de que los trabajos vuelvan a la normalidad y lo antes posible el AVE sea una realidad en el municipio lojeño y, por tanto, en la provincia de Granada.

El modificado del contrato asignado en su día por concurso público está detrás de esta problemática que mantiene a Granada aislada por tren. La empresa solicitó un aumento para poder afrontar con mayores garantías el proyecto, posición que se ha encontrado con la negativa inicial de Fomento, departamento que le toca ahora negociar para desatar un nudo que incluso afecta a las expectativas turísticas de la provincia al dejar cegada la entrada por tren a la capital. Así, la única forma de llegar desde el resto de ciudades de España mediante este medio de transporte -a excepción de Almería- es con un servicio de transbordo en autobús hasta Antequera. Una vez presente en la terminal de AVE antequerana se puede optar por tomar el tren de altas prestaciones a puntos como Madrid, Valencia, Sevilla o Málaga. Destinos a los que habrá una oferta directa una vez que el AVE sea una realidad en Granada. Un sueño por ahora casi inalcanzable mientras prosiga la situación actual de aislamiento.

Cabe destacar que por este panorama, hace unas semanas el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, visitó Granada para dar cuenta de en qué punto se encuentra el proyecto. La reunión que mantuvo en la Subdelegación del Gobierno con el alcalde de Granada y el presidente de la Diputación no estuvo exenta de polémica. Al margen de ello, la demanda de los granadinos es clara. La capital no puede continuar en el limbo ferroviario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios