Alhendín desbloqueará 140 licencias paralizadas tras el dictamen de Defensa

  • El Ayuntamiento dará un permiso de obra "provisional" a los catorce bloques de la promoción que construye Frai en el municipio y que no se ven afectadas por la resolución dictada por el Ministerio

Tras el dictamen del Ministerio de Defensa, en el Ayuntamiento de Alhendín se tiende a "recuperar la normalidad" en materia urbanística y, en especial, sobre el residencial Novosur que promueve Frai. El alcalde de la localidad, Miguel Ángel Gamarra (PSOE) informó ayer de que el Consistorio dará "licencias parciales" a los 14 bloques de esa promoción que no están afectados por la resolución de Defensa para que las obras puedan terminar. Los otros nueve son otra historia que tendrán que dilucidar los técnicos de la Dirección General de Infraestructuras del Ministerio y los de la propia empresa promotora.

Además de esos 14 edificios de los 23 que componen el residencial Novosur, Alhendín puede ahora desbloquear una situación que venía arrastrando desde finales de 2006, según Gamarra, y que él heredó cuando llegó al cargo de alcalde tras las elecciones municipales de mayo. Según explicó el regidor socialista, en el área de Urbanismo se amontonan hasta 140 licencias de obras que no se han expedido por orden del Ministerio.

Esas licencias estaban "bloqueadas" desde que comenzó el conflicto entre el anterior equipo de gobierno del PP, Frai y Defensa. Ahora que se ha solucionado ese problema, Gamarra consideró ayer que, previo paso por el Ministerio para su visto bueno, esas licencias de obras podrán empezar a materializarse en el municipio. Pero también se va a pasar por el filtro de Defensa para su adecuación el Plan General de Ordenación Urbana del municipio. Según explicó Gamarra, el decreto que fijaba las servidumbres aéreas de la Base de Armilla se remontaba a 1972, por lo que desde entonces hasta la fecha "se ha pasado por alto varias veces". Por ejemplo, según el regidor, en el propio puente que salta la A-44, aunque no es una afección tan grave como la que suponen las 1.200 viviendas de Novosur y que ponían en peligro tanto la navegación aérea como la integridad de las viviendas y de sus ocupantes.

El alcalde de Alhendín también dedicó unas palabras a los que considera principales afectados por la situación, los compradores de las viviendas que Frai promueve en el municipio. Según Gamarra, la "política de hechos consumados" con la construcción de la promoción había provocado una "situación muy grave y una tensión insoportable para los compradores". Así, alabó la resolución de Defensa ya que, sostuvo, "al igual que el Ayuntamiento, tenía el objetivo de salvar los intereses de las familias que habían adquirido una vivienda" y entre los que hay un gran número de adjudicatarios de vivienda protegida.

"El protagonista no es la empresa, son las 1.200 familias", sentenció Gamarra, por lo que calificó la postura del Ministerio como de "sensible con este problema". Gracias a esa postura, afirmó el alcalde de Alhendín, se comienzan a vislumbrar "una solución para la gran mayoría de las familias".

Gamarra no pudo especificar el número de viviendas que se pueden ver afectadas por la resolución hecha pública el martes por el Ministerio de Defensa porque, aseguró, "en las conversaciones entre el Ayuntamiento y el Ministerio se ha podido identificar el número de metros, por no el número de viviendas afectadas". Según el alcalde, corresponde ahora a la empresa valorar esa nueva situación. Asimismo, Gamarra defendió que muchos compradores le habían manifestado su "incertidumbre" y la "intención de romper el contrato", aunque esa situación, explicó, no se ha llegado a dar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios