Alumnos de 113 nacionalidades se forman en centros granadinos

  • En los colegios e institutos convergen 10.078 estudiantes extranjeros · Las aulas se han convertido en una confluencia de culturas a la que se han tenido que adaptar todas las comunidades educativas

Desde Armenia, Japón o el Congo pasando por Marruecos, Hungría y Nicaragua. En las aulas de los colegios e institutos granadinos convergen alumnos de 113 nacionalidades distintas que se forman y aprenden una cultura y un idioma diferente al materno. En total, son 10.078 estudiantes, 5.060 niños y 5.018 niñas, los que estudian este curso en Granada, una cifra que supone un 10 por ciento del alumnado total. Ellos son los que crean la las aulas multirraciales.

Los últimos datos que actualizan la radiografía de la inmigración escolar en Granada detallan que el alumnado más numeroso procede del país vecino Marruecos, con 1.951 estudiantes que suponen un 19 por ciento del total. Le siguen los niños procedentes de Reino Unido, 1.203, un 12 por ciento que, prácticamente, se igualan con los recién llegados alumnos rumanos, que suman un 11,8 por ciento del total, 1.178. A éstos le siguen la comunidad escolar inmigrante Argentina -8,95-, la de Ecuador -6,5- y la de Bolivia -5,5-. A pesar de que las nacionalidades antes señaladas son las más comunes, en Granada se atiende a alumnos llegados desde Egipto, Taiwan o Madagascar y, a pesar de que sólo representen a cinco alumnos, todos se incluyen en los programas de atención a la diversidad y a la integración escolar que la delegación de Educación tiene establecidos en los distintos centros.

Las medidas destinadas a estas comunidades se integran en el II Plan Integral para la Inmigración en Andalucía que es el encargado de desarrollar el conjunto de acciones que dan respuesta a la diversidad cultural de las aulas. Una de sus medidas principales atañe al idioma. "Los niños llegan sin hablar español y si no pueden no expresarse ni entender nada, no progresan", explican desde la delegación. Por eso, uno de los programas más importantes es el de las Aulas de Adaptación Lingüística. Actualmente, son 28 profesores los que enseñan español a los jóvenes en 154 centros. A estas clases se les suman las de refuerzo lingüístico, con 18 grupos para alumnos inmigrantes, y 27 grupos más de Lengua y Cultura Materna para la integración social.

La interculturalidad se ha convertido en uno de los nuevos retos dentro de la Educación y Granada es uno de los ejemplos más representativos junto a Almería y Málaga. En la capital, centros como el Juan Ramón Jiménez en la Zona Norte o el IES Veleta en el Zaidín se han convertido en referentes a la hora de afrontar la integración de inmigrantes en las clases. Concretamente, el instituto del Zaidín ya ha prestado modelos de trabajo a centros franceses que quedaron plasmados en una mesa redonda celebrada en el IES Albaicín, en la que interculturalidad se convirtió en el eje central.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios