Armilla y Maracena culpan a la capital de bloquearles el Metro por su indefinición

Comentarios 0

El acuerdo alcanzado por la Junta y el Ayuntamiento el jueves sobre el tramo del Metro afectado por el intercambiador de pasajeros del AVE -que ahora se construirá en el vestíbulo de la actual estación de ferrocarriles- ha levantado una nueva polvareda política. En esta ocasión en relación a la similitud del trazado final del metropolitano, que se desvía por La Caleta hasta llegar a Renfe para después encarar Méndez Núñez por los paseos universitarios y Severo Ochoa, con una propuesta defendida por el gobierno liderado por el socialista José Moratalla en 2002. La reacción, en bloque del PSOE, no se hizo esperar ayer.

Todos, sin excepción, desde los alcaldes de los municipios afectados por la línea 1 del Metro en manos de los socialistas -esto es, Maracena y Armilla- hasta el secretario provincial del PSOE, Juan Manuel Fernández, acusaron al alcalde de Granada, José Torres Hurtado, de retrasar "cinco años" la llegada del nuevo medio de transporte a la ciudad. Y, como ejemplo, tanto el máximo responsable de Maracena, Noel López, como el de Armilla, Gerardo Sánchez, advirtieron de que sus ciudadanos tendrán que esperar a 2011 para utilizar el Metro, cuando en sus municipios estará concluido mucho antes. En 2009, en el caso de Maracena, y un año antes, en Armilla. Todo, según palabras de Fernández, por la "tarea obstruccionista, estúpida y estéril" de Torres Hurtado. El enfado socialista, incluso, le llevó a Fernández a instar al alcalde que pida disculpas a los ciudadanos porque, en su opinión, "Granada hoy no tiene Metro por su culpa".

No tardó tampoco en responder el Ayuntamiento de Granada. Para empezar, el gobierno municipal evidenció que la propuesta a la que alude el PSOE no fue el proyecto que finalmente aprobó el entonces alcalde socialista José Moratalla y la Junta de Andalucía. El trazado aludido se trató de una idea, pero nunca del itinerario aprobado, según defiende el gobierno municipal, que, además recordó que el recorrido por el que tanto ha batallado a lo largo de los últimos cinco años apostaba por un Metro en superficie en el Camino de Ronda, algo a lo que se negó con la presentación de una alegación nada más llegar a la Alcaldía en 2003 al entender que perjudicaría el tráfico en superficie.

Pero, en cambio, las críticas al alcalde de Granada no se quedaron sólo en el retraso de la llegada del metropolitano a la provincia. El máximo responsable maracenero también aludió al aumento del coste económico que supondrá la redacción de un nuevo proyecto, "que pagaremos todos".

más noticias de GRANADA Ir a la sección Granada »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios