Ayuntamiento y UGR se reúnen hoy para ver cómo rediseñar la Universiada

  • Las dos instituciones estudian ahorrar costes y rebajar la financiación de las infraestructuras para el evento deportivo

Que la Universiada avanza es algo que quieren vender todos sus integrantes y que es real. Ahora bien, que avanza "bajo mínimos" es algo que tampoco ocultan. La necesidad de ahorrar costes es imperiosa y evidente es que los planes primeros en cuanto a infraestructuras para este evento se han quedado más que reducidos. La reunión que Ayuntamiento y Junta tienen precisamente hoy es para eso, como manifestó ayer la concejal de Urbanismo. "Vamos a intentar plantear un proyecto conjunto para ahorrar costes y que no nos salgan tan caras las pistas y los pabellones", apuntó Isabel Nieto.

Del mismo modo, la concejal manifestó de nuevo la necesidad que tiene el Ayuntamiento de vender las parcelas destinadas a VPO para poder materializar el resto del proyecto. "Si no las vendemos, la cosa se complicaría mucho pero nuestra intención es mantener el proyecto y las previsiones tal cual". Esperanzada se mostró la edil al desear vender los terrenos cuanto antes y "poder empezar las obras en 2012, pero, eso no depende de nosotros".

La concejal de Urbanismo recordó que el Ayuntamiento estará muy alerta también para comprobar que en los presupuestos generales aparece la partida transferible destinada al evento deportivo previsto para 2015. Y de tal manera poder ir cerrando las cantidades de una manera más fiable.

En cualquier caso, la necesidad de reducir costes ya lo anunció el alcalde cuando se refirió al Palacio de Hielo diciendo que "la infraestructura se adaptará a las actuales circunstancias económicas".

Para levantarlo, el Ayuntamiento contará con la ayuda del Consejo Superior de Deportes (CSD) que financiará el 60% de la instalación, quedando el 40% restante a cargo del municipio que también ha puesto los solares. Pero aún así, la cosa se presenta complicada.

La Universidad tampoco anda muy espléndida en lo que a financiación se refiere y ella, a través del rector, ya ha anunciado que sus pabellones también recortarán gastos, casi al 50%. Aún así, tal y como confirmó el nuevo consejero delegado, el decano de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, Aurelio Ureña, se ha conseguido lo más importante: "Que por fin, todas las instituciones implicadas en el proyecto, Ayuntamiento, Junta, Diputación y Universidad, remen en la misma dirección y con la intención de que el evento llegue a buen puerto". La confianza depositada en la ciudad por parte de la Federación Intrernacional de Deporte Universitario (FISU) no merece menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios