Cirugía para esculpir rostros a través de Skype

  • Luis Capitán, experto en operaciones para feminizar rasgos, forma parte de un proyecto que, bajo el nombre de 'Facialteam', opera en medio mundo · Concierta las citas por videoconferencia

Los pacientes del doctor Luis Capitán no llaman a la puerta de su consulta. Se ven en su despacho a través de una pantalla de ordenador, cierran citas por skype y reciben diagnósticos y presupuestos por videoconferencia o messenger. Sus pacientes no acuden resfriados, ni con dolor de estómago ni con una bajada de tensión, quieren feminizar su rostro. El doctor Luis Capitán, granadino de 35 años, trabaja con un contrato a tiempo parcial en el hospital Virgen de las Nieves pero desde 2010 forma parte de un proyecto (www.facialteam.es) que, mediante procedimientos quirúrgicos, permite esculpir el esqueleto facial y modificar rasgos que tradionalmente identificamos como masculinos suavizándolos y convirtiéndolos en femeninos.

La frente, la transición de la frente a la nariz, los pómulos, y el mentón son los puntos que cincela Luis Capitán en los rostros de sus pacientes para conseguir unos rasgos más harmónicos. Aunque en un 90% de los casos los pacientes son transexuales, Capitán asegura que también trabaja con mujeres que quieren dulcificar sus rasgos por ser muy masculinos.

"Conseguimos resultados muy satisfactorios pero la gente tiene que saber que no hacemos cirugía estética ni plástica, nos gusta ser muy realistas. Si la paciente es guapa, va a ser guapa después, y si es fea va a seguir siendo fea, pero será una mujer fea en lugar de un hombre feo", afirma Luis Capitán, quien explica que la clave está en modificar volúmenes para que la apariencia de la cara pueda ser más femenina.

El proceso se inicia cuando el paciente se pone en contacto con Facialteam. De inmediato, el equipo médico le pide al paciente que mande, vía internet, fotos frontales, de tres cuartos y de perfil. Al equipo médico también le es muy útil que los pacientes manden vídeos en los que explican qué quieren conseguir tras someterse a este tipo de cirugía. Por supuesto, antes de proceder a la operación el equipo aparca las nuevas tecnologías y queda físicamente con el paciente para llevar a cabo la operación en Marbella o en Sao Paulo (Brasil). A lo largo del proceso preoperatorio Luis Capitán y su socio Daniel Simon organizarán visitas a sus pacientes en Marbella, Madrid, Barcelona, Londres, Amsterdam o Sao Paulo.

Y es que uno de los principales retos del proyecto, que surgió en el año 2010, radica en superar la desconfianza de entrar en un quirófano cuando has contactado con el médico por internet. "Yo pienso que lo hemos logrado, para ello organizamos citas físicas cada dos meses por distintas partes del mundo. El que elige a nuestro equipo sabe que no elige a un cirujano, sino un sistema muy complejo en el que el paciente se siente arropado", apunta Luis Capitán.

Para dar a conocer su proyecto, y su vinculación con las nuevas tecnologías, Luis Capitán participó ayer en una de las actividades de la empresa de coworking Cocorocó. "Es una empresa muy física, porque estamos hablando de cirugía, pero todo lo que envuelve a la captación de pacientes intentamos que pase por internet", argumenta el médico granadino.

Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Granada(2000), Luis Capitán se especializó vía MIR en cirugía oral y maxilofacial en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves terminando su residencia en 2006. Complementó su formación postgrado en Ingeniería Tisular donde obtuvo el título de Doctor cum Laude y máster en dicha especialidad.

Luis Capitán ha centrado su especialización en cirugía ortognática craneofacial y reconstructiva. En los últimos años ha centrado su especialización en la feminización facial, completando más de 300 procedimientos junto con el doctor Daniel Simon, desarrollando tecnicas nuevas y pioneras en este campo quirúrgico.

Aunque Luis intenta separar muy bien su trabajo en el Virgen de las Nieves de su trabajo en Facialteam, reconoce que no puede dejar de dar las gracias a sus compañeros del hospital granadino porque "sin su apoyo y su comprensión, esto no hubiera sido posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios