El Consistorio tendrá que asumir el doble de competencias ambientales

  • La entrada en vigor de la nueva Ley de Gestión Integrada de Calidad Ambiental deja en manos municipales más de 80 tipos de actividades medioambientales

La implantación de la Ley de Gestión Integrada de Calidad Ambiental (GICA) el próximo 21 de enero trae ya de cabeza al área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada. Además de aumentar las restricciones en materia medioambiental el nuevo texto normativo prevé que los ayuntamientos pasen de tener competencias en 36 actividades de este área a 86, es decir, más del doble. Y de momento con el mismo personal.

Dicen los borradores de los reglamentos que, por ejemplo, las líneas áreas de alta tensión -que hasta ahora eran competencia de la Junta de Andalucía- cuando tengan menos de tres kilómetros pasarán a manos del Ayuntamiento, de forma que serán los técnicos municipales quienes tendrán que dar el consentimiento ambiental a estas instalaciones. Las actividades industriales que decidan establecerse en polígonos con menos de una hectárea también tendrán que obtener el visto bueno del Ayuntamiento.

Eduardo Luna, director del curso sobre la ley GICA organizado por el Colegio de Peritos e Ingenieros Técnicos Industriales de Granada, reconoce que la ley generará un "caos" en los ayuntamientos si no se trabaja con previsión y si no se contempla un aumento en las plantillas del área de Medio Ambiente.

"La ley da un año para que los municipios modifiquen sus ordenanzas pero el colapso de la administración es seguro si no se prevén con antelación los cambios del texto normativo", opinó el director del curso. En Granada existen actualmente tres técnicos adscritos al área. Esta carencia de medios podría repercutir en los propietarios que quieran poner un negocio y que tengan que sufrir el "calvario que supone iniciar una tramitación de este tipo", a lo que se sumará la escasez de personal.

Sobre las novedades de la ley Eduardo Luna destaca el aumento en la cuantía de las sanciones a empresas por las emisiones atmosféricas. Por primera vez se contempla también la contaminación del subsuelo y se introducen incentivos a las empresas que utilicen en sus negocios criterios tecnológicos para mejorar el control de la contaminación.

La nueva Ley de Gestión Integrada viene a sustituir a la antigua Ley Medioambiental de la Junta de Andalucía que unificaba todo lo legislado en esta materia desde el año 1999.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios