Desalojos en Loja y Colomera y corte de varias carreteras tras la tromba de agua

Granada sufrió una nueva jornada de incidencias como consecuencia de la lluvia, el frío y la nieve. Como ocurriera el sábado, la red viaria concentró buena parte de las incidencias. Según la información recopilada por Emergencias 112 Andalucía, hubo problemas en la A-317 y la A-4301 en Huéscar, la A-395 en Monachil -que permaneció intransitable- y la GR-4403 en Huetor Tajar tuvo que ser cortada al tráfico por el desbordamiento del arroyo de Vilano. La lluvia obligó a cerrar también la GR-4405 a la altura de Montillana, la GR-4400 en Huétor Tájar por anegación y la GR-3200 en Pinos Genil por desprendimiento de tierra. Por desbordamientos también se han cerrado al tráfico rodado desde la madrugada del sábado al domingo la GR-3401 en Fuente Vaqueros y la GR-3412 en Medina Elvira, en el municipio de Atarfe, así como el corte parcial en la A-348, en el término municipal de Almegíjar, la A-4131 en Albuñol. La GR-3104, en Fuente Vaqueros también fue cortada.

Granada fue una de las provincias más afectadas por las últimas lluvias. Desde la medianoche del sábado hasta la tarde de ayer se contabilizaron en Granada 121 incidencias, según el balance ofrecido por el 112. Destaca la evacuación de tres casas en Loja cerca de la carretera A-328 por el desborde de un cauce de agua, al igual que ha sucedido con una familia en Colomera tras el derrumbe parcial de un patio de su casa en Colomera. La fachada de una casa deshabitada en Baza también se derrumbó, indicaron fuentes del 112. Hubo caída de árboles y ramas en numerosos municipios. Por fortuna no hubo que lamentar daños personales.

Por otra parte, agentes del Sereim de la Guardia Civil en Granada participaron en el dispositivo de rescate que permitió localizar con vida a dos senderistas en Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios