La Diputación se quedará con el control de las obras de los ayuntamientos

  • El pleno de mañana debatirá la aprobación de un reglamento que priorizará los servicios municipales que son obligatorios

La Diputación será la responsable de la contratación, adjudicación y control de ejecución de las obras que tengan que ver con los servicios obligatorios municipales (suministro, abastecimiento, saneamiento, pavimentación y electrificación) y en las que participe junto con los ayuntamientos. La idea es que los trámites se agilicen y que se mejore la gestión.

Es una de las consecuencias que implicará la aprobación del Reglamento Regulador del Plan Provincial de Cooperación a las Obras y Servicios Municipales, que se verá mañana en un pleno extraordinario.

El portavoz del equipo de gobierno provincial, José Torrente, indicó que también se pretende dar prioridad a los proyectos esenciales y por ello la Diputación rebajará la aportación de los consistorios en un 5% cuando el servicio sea obligatorio y subirá los mismos puntos cuando no lo sean. "Lo que se busca es que los ayuntamientos se sensibilicen con las competencias obligatorias y no se financien pomposidades o suntuosidades". Puso el ejemplo de un consistorio granadino que lleva seis anualidades dedicando los Planes de Obras y Servicios para hacer una circunvalación.

Torrente defendió que el nuevo reglamento supondrá una mejora en la gestión de las obras de cooperación e informó de que a partir de ahora se elimina la posibilidad de que los ayuntamientos pidan obras para ejecutarlas vía administración y se impide delegar la facultad de contratar, salvo cuando los proyectos de obra estén cofinanciados con otras instituciones. "Cuando se hacía la delegación de la facultad de contratar se retrasaban inopinadamente los expedientes y cuando se adjudicaban por administración había más atrasos aún. Influía negativamente en la ejecución, la calidad de las obras y en los aspectos económicos. Los ayuntamientos agradecerán el reglamento".

También mañana la sesión dará luz verde definitiva al Plan Provincial 2012-2013, que asciende a 18 millones de euros, y se verá la modificación de créditos para garantizar la aportación de la Diputación al Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA), que supondrá la creación a través de 270 proyectos de más de 200.000 jornales y 16.500 empleos.

Por su parte, el viceportavoz primero del PSOE en la Diputación, Gerardo Sánchez informó ayer de que presentará una moción en el pleno de mañana al no compartir que los trámites de las obras municipales se encomienden a la institución provincial. "No se agilizarán los plazos de ejecución de las obras y además los consistorios no podrán emplear su maquinaria ni comprar los materiales en los almacenes de la localidad ni contratar a personal local".

Gerardo Sánchez criticó que el Plan de Obras se ha aprobado siete meses después de lo habitual y resaltó la disminución de la cuantía económica para 2012.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios