El Dragón reúne a 700 personas en una celebración sin incidencias

  • Un dispositivo especial de seguridad controla desde el viernes los accesos, la venta ambulante y el consumo de alcohol y drogas

La Fiesta del Dragón, la reunión hippy por excelencia, ha superado la 'prueba de fuego' del fin de semana sin apenas incidencias destacables. Las más de 700 personas que se han congregado en el paraje de las termas de Santa Fe llevan celebrando la llegada de la primavera desde principios de semana, pero la noche del viernes y la jornada del sábado son los días claves de esta fiesta anual. Según explicaron fuentes de la Guardia Civil de Granada, hasta ayer por la noche la celebración se había desarrollado sin ningún tipo de incidencias, más allá del ruido generado por la congregación, que llega hasta los municipios cercanos, como Cúllar Vega o Las Gabias. La Fiesta del Dragón en Santa Fe supera la noche del viernes sin incidencias

Precisamente para evitar problemas, desde el viernes se mantiene activado un dispositivo especial de seguridad integrado por efectivos de la Benemérita y Policía Local de Santa Fe que controla los accesos y refuerza la vigilancia en lo que se refiere a la venta ambulante y al consumo de alcohol y drogas, si bien hasta el momento no se habían producido incidentes destacables.

Los agentes han contabilizado un total de 80 caravanas, 40 camiones y varias carpas levantadas en el paraje de Aguas Calientes, donde hay estacionadas unas 40 furgonetas y se han montado aproximadamente 75 tiendas de campaña.

Uno de los principales problemas que genera la Fiesta del Dragón es el ruido, puesto que los asistentes cuentan con "potentes equipos de sonido", lo que propicia las quejas no sólo de los vecinos de Santa Fe, sino también de habitantes de los municipios colindantes.

Desde el Ayuntamiento de Santa Fe, que "tolera la fiesta pero no la autoriza como tal", confiaron en declaraciones a Europa Press en que, en esta ocasión, "las molestias sean las mínimas posibles", al mismo tiempo que el alcalde del municipio, Manuel Gil, recalcó que, hasta el sábado "todo ha transcurrido con normalidad".

El año pasado las termas concentraron a unas 2.000 personas, con hippies no sólo de Andalucía, sino de países como Italia, Portugal o Alemania. La fiesta transcurrió sin incidentes, aunque con un joven detenido por un delito de tráfico de drogas y un total de 184 personas denunciadas por tenencia y consumo de estupefacientes, y otras 27 por conducción bajos los efectos del alcohol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios