Ganivet cambia su imagen 67 años después

  • La céntrica calle se convertirá en semipeatonal al suprimirse todos los aparcamientos y aumentar los metros de aceras · Las obras empezarán en noviembre y se extenderán hasta marzo

Comentarios 1

La calle Ganivet es una de las vías más personales de la ciudad. Una calle porticada que siempre ha albergado los comercios más selectos y que desde su inauguración en 1943 siendo alcalde Gallego Burín (en un plan de reforma y desaparición del barrio de la Manigua) es una vía principal de la ciudad. Reconociendo su valor urbanístico, el Ayuntamiento va a someterla a una reforma integral que servirá para dar más vida a esta calle, que en los últimos años había perdido incluso comercio en favor de otras calles peatonales del centro.

Aprovechando un plan de Emasagra para actuar en la calle y los planes del Ayuntamiento de desviar por aquí el recorrido oficial de las hermandades de Semana Santa, la vía estará en obras unos cuatro meses para convertirla en semipeatonal, ya que las aceras serán más anchas y se eliminarán todos los aparcamientos.

Según justificó ayer el alcalde, José Torres Hurtado, "Emasagra necesitaba hacer remodelaciones y tras declararse la Semana Santa de Interés Turístico Internacional pasar por calle Navas como hasta ahora no es lo más presentable".

El Ayuntamiento espera que la apertura de plicas sea antes del 12 de octubre para comenzar las obras el 1 de noviembre. Terminarán sobre el 15 de marzo, un plan de obras que no deja posibilidades de retraso ya que la Semana Santa es en abril y quedaría sólo un mes para montar las nuevas tribunas.

La novedad es que tanto la zona peatonal como la destinada a vehículos queda al mismo nivel y se eliminan todos los aparcamientos de la calle. Así, las aceras tendrán unos 7,90 metros y quedará un carril central para coches de 3,39. El material utilizado será granito gris para toda la calle con franjas negras para las líneas de aguas. En las aceras se hará un dibujo simétrico utilizando también el color rojo.

Según el alcalde, una vez que se termine la obra la calle se abrirá al tráfico igual que ahora.

A lo largo de toda la calle se instalarán 58 jardineras de un metro cúbico decoradas con una granada de bronce en el centro. "Estas se retirarán en Semana Santa para instalar las tribunas", matizó el alcalde, quien adelantó que es intención de la Federación de Cofradías aprovechar el cambio para cambiar también el paso por Mesones y utilizar la calle Alhóndiga.

Cuando empiece la obra el tráfico se reordenará en toda la zona ya que Ganivet es la calle utilizada para el acceso al Realejo y como vía de salida al estar restringido el acceso a Reyes Católicos. Así, durante la obra se utilizará como vía principal la Carrera de la Virgen, que invertirá su sentido en el carril que desemboca en la Plaza de Bibataubín para desde allí llegar a la Plaza de la Mariana y al Humilladero.

La intención es empezar por la calzada y la zona de Correos para no interrumpir la venta de los negocios estas Navidades. Por cierto, que el cambio hará que haya que modificar también el recorrido de la cabalgata de Reyes. La carga y descarga se realizará en Mariana Pineda y habrá aparcamientos de motos en los alrededores.

Para el acceso a los hoteles del Realejo, se podrá ir por Recogidas, Reyes Católicos, Pavaneras y Molinos previa autorización.

Además, se van a instalar los mismos faroles en la parte interior de los pórticos y en la exterior, farolas de fuste tipo fernandino.

La inversión para realizar la reforma superará los 900.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios