infraestructuras Fomento garantiza su apuesta por el eje mediterráneo pese a las dificultades de financiación

El Gobierno anuncia que incluirá el Corredor en los presupuestos de 2013

  • La ministra asegura que este año no se ha podido incluir ninguna partida porque no había proyecto · Joan Amorós, secretario general de Ferrmed, el lobby que impulsa la infraestructura, sentencia: "Si el Gobierno quiere que se construya, Bruselas lo apoyará"

Comentarios 1

La ministra de Fomento, Ana Pastor, anunció ayer que el Gobierno prevé incluir el Corredor Mediterráneo en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013, defendió que "si no está en los de este año es porque no había un proyecto definido" y añadió que "en estos momentos se está elaborando, con ancho de vía internacional". Estas declaraciones las realizó en la inauguración del Salón Internacional de la Logística (SIL) 2012 de Barcelona, el más importante del sur de Europa en la materia, donde están previstas unas jornadas durante hoy y mañana dedicadas a este corredor, organizadas por Ferrmed, el lobby que impulsa esta ambiciosa infraestructura ferroviaria que pretende unir el litoral mediterráneo español con Europa.

Pastor, con estas declaraciones revalida una vez más su apuesta por el Corredor Mediterráneo, una de las últimas veces hace tres meses en Badajoz, ciudad que precisamente ayer inició también unas jornadas en apoyo del Corredor Central o Eje 16, que conectaría por ferrocarril Sines, Algeciras, Madrid y París.

También está prevista la presencia de la ministra en Badajoz para apoyar este otro corredor en el Congreso Transnacional del Eje 16, que se celebra ayer y hoy. Y es que la ministra ha expresado públicamente su apoyo a una extensa red de transporte, que incluye ambos corredores, además del Atlántico. Sin embargo, según Amorós, "en tiempos de crisis, se deberá priorizar y quedarse con los que resulten más rentables". Por lo que, aunque se ha dicho por parte de este Gobierno y del anterior, que no tienen por qué ser incompatibles, lo cierto es que sí habrá que decidir dónde se invierte con prioridad. Fundamental sería el respaldo económico de Bruselas para poder ejecutar una obra de tales dimensiones. En la UE ya declararon el año pasado el Corredor Mediterráneo como prioritario, aunque Pastor expresó nada más llegar a hacerse cargo de su cartera que no compartía el trazado propuesto por el anterior ministro, José Blanco, y que quería ampliarlo.

En lo que afecta a Granada, se la juega a dos niveles más que otras provincias, ya que aunque según el trazado que dibujó titular de Fomento del Corredor Mediterráneo y que fue incluido como prioritario en la red europea, el paso por el litoral quedó descolgado y el del interior no queda aún claro. Así, en el primer caso, si siguen las cosas como están en el proyecto que hay encima de la mesa de la Comisión Europea, no aparece la Costa Tropical, a no ser que en los próximos meses los miembros españoles puedan convencer a la comisión mixta de lo contrario.

Algunos de los argumentos que aduce Ferrmed para que el tren pase por la Costa de Granada y por la Costa del Sol son el gran potencial de esta zona, tanto turístico como de transporte de mercancías (sobre todo, hortofrutícolas), que no se ha tenido en cuenta la población flotante real de Málaga (mayor de un millón de habitantes, uno de los requisitos establecidos por Bruselas), o que esta franja costera se quedaría descolgada, y sería la única del litoral por donde no discurriría el eje.

En el caso del interior, la recuperación de la línea Guadix-Almendricos está cogiendo fuerza, ya que aprovecha una antigua línea existente y tan sólo sería necesaria la construcción de un tramo. Y, según Amorós, esta idea ha sido presentado por él ante personas "importantes" de Bruselas "y no les pareció mal", lo cual cree que "es algo positivo". Sin embargo, el trazado que le consta oficialmente a la CE es el que pasaría por Bobadilla, una opción que no entra dentro de los planes iniciales de Ferrmed.

Así, la cuenta atrás avanza para que la UE emita una decisión definitiva sobre el trazado del Corredor Mediterráneo, prevista para el año que viene. De ahí que todos los actos son pocos para demostrar nítidamente el apoyo que tiene este proyecto dentro de las barreras nacionales, ya que la CE observa y no admite dudas. No en vano, según Joan Amorós, secretario general de Ferrmed, el lobby que impulsa esta macroinfraestructura, "si el Gobierno español quiere que se construya, Bruselas lo apoyará". Europa, en definitiva, será la encargada de respaldar con un porcentaje el total de la inversión, una apuesta que debe hacerse desde Madrid, y demostrarse con inversiones. "El resto, es política", según cree este hombre de negocios.

A estas alturas, no es ningún secreto que el Gobierno está buscando otras fórmulas de financiación. Pastor hizo referencia ayer también a la apuesta del Ejecutivo por la intermodalidad, así como sus esfuerzos de consolidación fiscal y estabilidad para España, por lo que constató que con la colaboración público-privada "todo el mundo tiene mucho que aportar".

Sin embargo, el secretario general de CDC, Oriol Pujol, criticó ayer a la ministra por su promesa de incluir obras del Corredor Mediterráneo en los Presupuestos del Estado para 2013, ya que, según dijo, éstos podrían quedarse en "papel mojado". El representante convergente no se fía y pone como ejemplo que el año pasado solo se cumplieron el 35% de las inversiones en infraestructuras presupuestadas para Cataluña.

Estas declaraciones las hizo en el SIL, el salón de referencia en el sector logístico en el sur de Europa. A su inauguración asistieron la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, el presidente del Puerto de Barcelona, Sixte Cambra, el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, la alcaldesa de L'Hospitalet, Nuria Marín, y el presidente de la Fira de Barcelona, Josep Lluis Bonet.

El presidente del SIL, Enrique Lacalle, que condujo la inauguración, destacó que en el salón están previstos más de 200 contactos empresariales en tres días para hacer negocios y fomentar la internacionalización pese a los difíciles momentos actuales.

Mientras, en Badajoz, el presidente de Extremadura, José Monago, defendió el Eje 16 porque es "el único eje que vertebra" el continente, la "conexión más directa entre las tres capitales de Portugal, España y Francia" y porque cuesta 40.000 millones de euros "menos que otros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios