Granada salda hoy su deuda con la Costa

  • La nueva carretera entre la capital y Motril que se inaugura esta tarde es una de las más caras de España, pero también es una de las que más años ha tardado en hacerse realidad: casi 20 años

Comentarios 3

Una larga historia de 307 millones de euros. Éste es el precio final que ha costado la construcción de una de las autovías más complejas y costosas de España, la que conecta Granada con Motril. Hoy se inaugura esta carretera después de casi 20 años de proyectos, parones y trabajos.

Un día antes de que comience oficialmente la campaña electoral, el Gobierno abrirá hoy la nueva autovía al completo con la presencia del Ministro de Fomento, José Blanco, cuyo viaje no estaba previsto al principio por las complicaciones que se derivan de la ley electoral y las limitaciones que establece a los actos públicos institucionales.

El caso de la inauguración de esta carretera en un periodo preelectoral se asemeja al que se vivió en Granada justo antes de las elecciones de 2004. El entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, se tuvo que contentar con asistir al acto de inicio de las obras del AVE a Granada pero no pudo realizar el tradicional acto de colocación de la primera traviesa de la vía.

En aquella ocasión hubo incluso una resolución de la Junta Electoral Central, que suspendió este acto de Fomento previsto inicialmente. El ministro tuvo que cambiar de planes entonces. Pero ahora los partidos son más conscientes de las experiencias anteriores. El problema es delimitar claramente qué se considera un acto de inauguración y qué es sólo una apertura.

La secretaria de Organización del PSOE de Granada, Mercedes González, matizó ayer que no se va a celebrar una inauguración, sino un acto de apertura. Los matices que separan estas dos opciones son un tanto difusos, pero en la práctica se trata de que el Gobierno pueda dar un poco de boato a este día histórico, pero midiendo su alcance para que no pase los límites de lo que permite la ley electoral.

El PP provincial advirtió ayer de que estarán muy al tanto de los detalles de esta celebración por si el acto traspasa los límites de lo permitido en un periodo preelectoral. Por su parte, la portavoz socialista aseguró que su partido es consciente del periodo en el que estamos y por eso se han limitado los actos. Pero González justificó la presencia al final del ministro y otras autoridades como la consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar, por la importancia de lo que se inaugura.

La secretaria de Organización del partido socialista destacó la importancia estratégica y de crecimiento económico que la nueva carretera tiene para la Costa, a la que se podrá acceder desde Granada en media hora y sin retenciones.

El tramo más complicado de todos los que se han ejecutado dentro de esta carretera es el que se pone en servicio hoy, el de Ízbor-Vélez de Benaudalla. El gran viaducto que ha sido necesario construir para sortear el embalse de Rules ha sido el motivo principal del encarecimiento de la carretera y el retraso de su ejecución. Sólo este nuevo tramo ha costado a Fomento 142 millones de euros.

Esta cantidad se suma a los 14,5 que se gastaron antes de 1992 entre Granada y Alhendín, los 73,6 millones que fueron necesarios para inaugurar en 2001 la autovía entre Alhendín y Dúrcal, los 43,3 millones del tramo entre Dúrcal e Ízbor (abierto en 2002) y los 34,1 millones de euros que se gastaron en el espacio entre Vélez y La Gorgoracha, tramo que se abrió el verano pasado.

En su comparecencia, un día antes de la inauguración, la secretaria de Organización del PSOE de Granada cargó las tintas contra el PP, al que culpabilizó de los retrasos de esta carretera, una vía que todos los gobiernos nacionales han tenido la oportunidad de agilizar para que no hayan tenido que transcurrir casi 20 años desde que se planteó hasta que se ha hecho realidad.

Por su parte, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento también han mostrado su satisfacción por la apertura de la autovía, después de que una incidencia en mayo de 2006 en las obras del tramo del viaducto del Guadalfeo sobre el embalse de Rules imposibilitara su puesta en marcha el pasado verano.

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, dio ayer la bienvenida a esta infraestructura que, aunque "se ha retrasado mucho", acabará con los problemas de comunicación entre la capital y el litoral granadino. Recordó que la primera piedra se colocó en 2003, cuando Francisco Álvarez Cascos era ministro de Fomento, y contaba entonces con un plazo de ejecución de 36 meses que "evidentemente se ha sobrepasado", si bien matizó que el Ayuntamiento no puede más que dar la bienvenida a esta inauguración, que contará con la presencia del ministro de Fomento.

Por su parte, el delegado del Gobierno andaluz en Granada, Jesús Huertas, calificó el día de mañana de "histórico" y manifestó su deseo de que los ciudadanos disfruten de esta nueva infraestructura que, a su juicio, supondrá un impulso definitivo para el litoral granadino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios