Herido un guardia civil en el aterrizaje forzoso de un helicóptero en la Sierra

  • El aparato se desestabilizó y los pilotos buscaron una zona llana en la Loma de Dílar

El Grupo de Rescate de Montaña de la Guardia Civil (Sereim) vivió ayer una jornada accidentada por la avería de un helicóptero del servicio, que tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia. Afortunadamente, de los cinco miembros que iban en el helicóptero, sólo uno resultó herido leve.

Según informaron desde la Guardia Civil, sobre las 16.00 horas un helicóptero salió desde el Aeropuerto con destino a Sierra Nevada en un vuelo rutinario en días en los que hay que tener especial vigilancia por el gran número de visitantes a la estación de esquí, por lo que se intensifican los servicios ante una posible acción de rescate en montaña.

Sobre las 16.40 horas, los ocupantes del aparato, dos montañeros, dos pilotos y un mecánico, se percataron de un fallo en el helicóptero. Al parecer, según las primeras impresiones de los agentes, un fallo en el rotor de cola (la hélice de la parte trasera) desestabilizó el aparato dificultando el vuelo normal.

"Perdimos el control y tuvimos que hacer un aterrizaje de emergencia. Cuando vimos una zona llana acercamos el aparato a tierra pero fue dificultoso porque tuvimos que aterrizar con mucha velocidad, lo que ha causado daños graves en el helicóptero aunque afortunadamente estamos todos los compañeros bien", relató uno de los pilotos del helicóptero a este periódico tras el accidente.

La pericia de los pilotos evitó males mayores en esta maniobra de emergencia.

El aterrizaje se produjo en la zona que se conoce como Loma de Dílar, en el término municipal de Monachil, hasta donde se trasladó un helicóptero del 061 para evacuar al ocupante herido, que sufrió un golpe en el costado y fue trasladado a un hospital, aunque de consideración leve.

Los miembros del grupo de Rescate en Montaña pudieron recoger sus equipos de trabajo pero el helicóptero quedó inutilizado por el fuerte y brusco impacto al llegar a tierra.

Según confirmaron responsables del Sereim, los helicópteros se revisan periódicamente y cada cierto número de horas de vuelo se someten a un examen más exhaustivo. Este helicóptero había sido revisado rutinariamente, por lo que confirmaron que se abrirá una investigación para saber qué ocurrió.

Varios testigos que se encontraban en esa zona de Sierra Nevada alertaron al Centro Coordinador de Emergencias 112 de que veían un helicóptero que volaba con "dificultades" y que se había adentrado en una zona "abrupta". Entonces, el 112 dio aviso al Servicio de Emergencias Sanitarias 061, que desplazó a un helicóptero, y a la Guardia Civil, que confirmó que ya estaba enterada del accidente.

Este tipo de vuelos es rutinario para el Sereim, que, según informó la OPC de la Guardia Civil, se traslada en helicóptero normalmente desde el Aeropuerto hasta Pradollano, donde establece una base de operaciones ante un posible rescate de emergencia y para vigilar también desde el aire el aumento de visitantes a la estación de esquí y sus alrededores.

De hecho, la niebla que se registró en Granada durante toda la mañana de ayer impidió que el vuelo se realizara a primera hora como estaba previsto. El traslado quedó aplazado hasta que mejoraran las condiciones de visibilidad -la niebla comenzó a levantar al mediodía- de forma que garantizaran la seguridad del vuelo. Finalmente, pudieron salir sobre las 16.00 horas. A los cuarenta minutos aproximadamente ocurrió el accidente.

La jefatura del Sereim y compañeros del servicio se trasladaron hasta el lugar para comprobar el estado de los ocupantes del helicóptero y comenzar a tomar pruebas para las investigaciones. Sobre las 18.00 horas abandonaron el paraje de la Loma de Dílar donde había aterrizado de emergencia el aparato, consiguiendo rescatar los equipos de trabajo y enseres personales de los ocupantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios