Granada

Isabel Nieto niega acoso al exdirector de Urbanismo por informes desfavorables

  • Defiende que ella fue quien propuso a Jacobo de la Rosa para altos cargos de libre designación

Isabel Nieto, en una declaración en el Juzgado hace un año. Isabel Nieto, en una declaración en el Juzgado hace un año.

Isabel Nieto, en una declaración en el Juzgado hace un año. / álex cámara

La exconcejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de Granada Isabel Nieto (PP) negó ayer ante el Juzgado de Instrucción 2 de Granada haber ejercido cualquier tipo de acoso contra un funcionario que emitió informes contrarios a expedientes urbanísticos vinculados al llamado caso Nazarí, en el que ella está investigada junto al anterior alcalde, José Torres Hurtado (PP), por una presunta trama de corrupción urbanística. Nieto y el que fuera director de Obras Municipales, Manuel Lorente, declararon en calidad de investigados por un posible delito de acoso laboral a raíz de que el funcionario Jacobo de la Rosa -uno de los principales testigos de la acusación en el caso Nazarí- denunciara haber sufrido presiones por sus informes contrarios en determinados expedientes.

La jueza instructora decidió tramitar el asunto como una pieza separada y además de las declaraciones de los dos investigados ha citado a dos testigos el 8 de mayo, dos médicos que trataron a este funcionario por el "estrés laboral" que presuntamente padecía y que Nieto atribuyó a otros asuntos que no atañen a esta causa, según informan fuentes del caso.

El funcionario denunció que fue "puenteado" y que en Urbanismo se actuaba a sus espaldas

La exedil incidió en que "no ha tenido ninguna actitud de acoso" contra esta persona, que en su momento ejerció como director general de Urbanismo, sino que fue precisamente ella quien le propuso para los altos cargos de libre designación que ha desempeñado tras las elecciones de 2007 y 2011 y cuando en 2012 fue remodelada el área de Urbanismo. También rechazó que hubiera represalias por sus informes contrarios, por ejemplo en relación al Serrallo; en tanto que su cargo dependía del alcalde y "en ningún momento se le quitó ni se le negó el traslado" cuando lo solicitó. En este sentido sostuvo que mantuvo trato con él en el periodo anterior al caso Serrallo' era personal de confianza y nunca tuvo ningún tipo de controversia.

Manuel Lorente también negó haber acosado laboralmente a este funcionario, en tanto que -según dijo- no ha sido su subordinado "ni han competido por ningún puesto". Así, declaró que nunca ha ejercido una conducta que pueda interpretarse de mando sobre este funcionario o de acoso.

En el sumario del caso Nazarí consta una declaración de Jacobo de la Rosa en la que relata que empezó a sufrir "coacciones y amenazas" en el área de Urbanismo a raíz de que comenzara a discrepar de las actuaciones que se estaban llevando a cabo. Afirmaba que fue "puenteado" y se actuaba "a sus espaldas" para aprobar expedientes respecto a los que él se había mostrado contrario, viéndose "obligado a registrar documentos por escrito reafirmando su rechazo a lo que se estaba aprobando".

El caso Nazarí cumplió recientemente dos años, un caso que puso a Granada en el mapa de las ciudades tocadas presuntamente por la corrupción institucional. Isabel Nieto, que fue concejal de Urbanismo, ya no forma parte de la corporación municipal desde su dimisión en abril de 2016 (pocos días después de su detención por el caso Nazarí ). El resto de funcionarios implicados en este asunto, siguen trabajando en el Ayuntamiento, aunque ya no tienen los mismos cargos de máxima responsabilidad en Urbanismo que desempeñaban antes del inicio de esta investigación judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios