La Junta aconseja eliminar el canon de sequía cuando no hagan falta los pozos

  • Medio Ambiente cree que, a partir de mayo, Canales podrá abastecer en solitario a Granada · En ese mes, además, espera que acaben las obras en las conducciones desde Quéntar para captar agua de allí

Comentarios 1

El delegado de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Aragón, pronosticó ayer que, en la próxima primavera, Granada y el Área Metropolitana podrán abastecerse exclusivamente de agua del pantano de Canales y prescindir de los pozos que todavía le suministran agua procedente del subsuelo. En ese caso, añadió, Emasagra, la empresa concesionaria del servicio, debería plantearse la eliminación del canon que ahora pagan los usuarios para ayudar a sufragar los gastos de extracción.

Aunque dejó muy claro que es una decisión que no depende ni de su delegación ni de la Agencia Andaluza del Agua, sino exclusivamente de Emasagra, Aragón sí recordó que hay dos circunstancais que permiten augurar que de aquí a muy poco no va a hacer falta recurrir al gran acuífero de la Vega sur, que por otra parte también se ha recuperado gracias a las últimas lluvias.

Por un lado, destacó que hoy por hoy casi todo el agua que consumen los granadinos ya provienen del embalse de Canales, que está aproximadamente al 30% de su capacidad. De hecho, de los 14 pozos que llegaron a funcionar el verano pasado sólo están operativos dos, y más que nada para mantener en marcha el sistema de extracción.

Y si ya es la principal fuente de abastecimiento, con más motivo podrá serlo dentro de tres meses, porque cuando llegue la época del deshielo, Canales se verá claramente favorecida. Y si además de eso se mantiene en marzo y abril el régimen de lluvias que ha presidido hasta ahora el año hidrológico -iniciado en octubre- el embalse podría situarse en torno al 70% de su capacidad total, que es de 70 hectómetros cúbicos.

La situación, añadió, es incluso más halagüeña si se tiene en cuenta que dentro de tres meses se pretende dar por finalizada la obra de mejora de las conducciones del otro pantano que abastece a Granada, el de Quéntar, que ahora no cumple ese cometido por culpa de una avería.

Con Quéntar casi lleno como ya está, habría otros doce hectómetros cúbicos destinados al consumo y no a otra cosa, porque las zonas de regadío parecen tener resuelto este año su secular problema de abastecimiento.

Sobre la avería en Quéntar, el delegado especificó que se trata de un derrumbe que se produjo en el Canal de los Franceses, un tramo embovedado que quedó inutilizado por ese motivo.

Explicó también que esa circunstancia se ha querido aprovechar para hacer una reforma más profunda en las conducciones, que además de ser muy antiguas, incluyen muchos tramos embovedados, con lo que hay un riesgo claro de que se produzca otra contingencia similar. "Vamos a eliminar kilómetros de túneles y a evitar regulaciones intermedias, lo que hará más rápida la conducción. Es una obra muy complicada pero, si no surgen contratiempos, estará lista en mayo. Y si hay retrasos, Canales se seguirá dedicando íntegramente a abastecer a la población", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios