Sorteo de Navidad

Loja se lleva la suerte del Gordo

  • La administración número 1 del municipio granadino vende el 52.754, agraciado con un quinto premio. Peligros, Purchil, Santa Cruz del Comercio y Cúllar Vega, también premiados.

Loja y Peligros pasan a la historia de la lotería de Navidad del 2013 en Granada como los entornos más afortunados. Esos dos lugares fueron los únicos agraciados en toda la provincia. Con casi diez millones de euros repartidos entre ambas localidades, algunas de sus administraciones de lotería tendrán siempre un lugar en el corazón de los premiados. Curioso es el caso lojeño, que 'exportó' suerte hacia muchos otros rincones de la comarca. 

Los abrazos, gritos, brindis y saltos de alegría en mitad de la Plaza de la Constitución de Loja no eran ayer algo fuera de lo normal. Allí se sitúa la administración número 1, que ha inundado con, aproximadamente, 9,6 millones de euros la superficie de varios municipios. Un quinto premio íntegro de 60.000 euros a la serie gracias al 52.754. Un número suscrito a dicha administración que también han jugado algunos trabajadores del mesón Riofrío. Varios vecinos de Guadix, igualmente compraron décimos con esa cifra impresa sobre su superficie. Además, el complejo Abades que, configurado como un auténtico lugar de descanso y parada para muchos viajeros, logró vender ese número a muchos de los que entraban por sus puertas únicamente de paso.

El premio fue una sorpresa para todos. Hasta para la propietaria de un establecimiento histórico, con más de cien años, según sus palabras. María Josefa Burgos ya había perdido esa mañana la fe tras comprobar que el Gordo no había salido de sus manos y se disponía a marcharse cuando una llamada alertó de que acababa de dar el quinto. "Estoy loca de alegría, no me lo esperaba; cuando me avisaron por teléfono, me quedé paralizada, no sabía ni cómo reaccionar. Además, teníamos 160 billetes de este número y ha tenido que llegar a muchísimos sitios", declaró.

María Josefa brindaba con todo el que acudió a visitarla y aseguró que, pese a no haber conseguido ganar nada, no le importaba: "Con la crisis que hay, seguro que le ha tocado a gente a la que le viene muy bien. En cierto modo, a nosotros también nos toca aunque no recibamos dinero porque la venta se anima y eso es una alegría; que sean mis clientes los agraciados, que son como si fueran de mi familia y veo que, de verdad, lo necesitan me hace muy feliz".

Uno de los lojeños a los que la veterana lotera vendió el número el último día de venta fue a Emilio Rodríguez, un electricista actualmente en el paro que reconoció tener algunas deudas. "No sabía que era tan famoso, espero que todos a los que les debo dinero no vengan ahora...", bromeó al observar el alto número de medios de comunicación. Este humilde trabajador gana por primera vez dinero gracias a la lotería y también quiso recordar a los que, como él, lo estaban "pasando mal": "No tengo ni idea de quién más está premiado, pero si son personas humilde y de mi gremio, me alegraría mucho".

María José González fue otra de las agraciadas que quiso acercarse a la administración para celebrarlo. Visiblemente emocionada y recién llegada de trabajar, comentó que todavía desconocía en qué gastaría el dinero de sus dos décimos. "Lo primero que haremos será ayudar a nuestros familiares y hermanos, a todos los que podamos. Llevamos desde el año 1982 comprando tres números diferentes, entre ellos el premiado; este año estábamos dudando sobre si podríamos pagarlo porque mi marido está en paro y tenemos una situación regular pero, al final, nos convencimos", vociferó mientras brindaba con cava. La sonrisa de su cara le durará unos días más.

A quienes también cogió por sorpresa la entrega del premio fue a los loteros de Peligros, Santiago González y Manuela Jiménez, que estaban cada uno en sus tareas  cuando conocieron la noticia: habían repartido 200.000 euros en su municipio con el 67.065. "Es una alegría muy grande, nunca habíamos dado tanto en la lotería de Navidad, sí en otros premios, como la Quiniela o la Bonoloto, estamos muy felices", relataron.

Tanto, tanto, que acabaron acudiendo hasta la administración número uno que regentan, botellas de cava en mano, para celebrar que por primera vez, la lotería de Navidad había llegado al pueblo. Los vecinos, curiosos, no tardaron en llegar a la plaza, querían conocer de primera mano o a los afortunados. "Al enterarnos de que ha caído aquí un quinto premio hemos venido a la plaza para ver a quién le ha tocado", explicaron Francisco Jiménez y Lorenzo Velasco, vecinos del municipio desde "hace muchos años". Eso sí, sin demasiado éxito, pues "por aquí no se ve a nadie". En la acera de enfrente, más de lo mismo. Numerosos vecinos se acercaron hasta la calle Félix Rodríguez de la Fuente, bien para dar la enhorabuena a los loteros, o simplemente para pasear, todo en un ambiente de júbilo general en una de las plazas más frecuentadas del pueblo.

Aunque en menor medida, la suerte también llegó hasta otros puntos de la provincia, como Cúllar Vega, donde la agrupación local del PSOE repartió más de 40.000 euros con el número 69.389, que coincide en las tres últimas cifras con el tercer premio de la Lotería de Navidad. También alcanzó la suerte a la localidad de Purchil, donde cayeron 6.000 euros de un décimo del número 81.156, agraciado con uno de los quintos premios vendido mediante un terminal electrónico.

En general, todos ellos, unos premios muy repartidos, que han tocado numerosos municipios especialmente afectados por la crisis económica y el desempleo, lo que ha provocado una alegría enorme a todos sus vecinos, pues ayer, una de las frases más escuchadas en la calle fue: "que toque, sí, pero que se reparta sobre todo entre los que más lo necesiten".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios