Luz verde al carril bus de la avenida de Pulianas con un año de retraso

  • La Junta de Gobierno local aprueba el concurso de adjudicación de la obra, que no estará hasta finales de verano · Todavía no se ha decidido si será sólo para autobuses o también para las bicis

La Junta de Gobierno local dio ayer luz verde a las obras para implantar un carril bus-bici entre la avenida Pulianas y la calle Capitán Moreno, junto a la plaza del Triunfo. Presupuestada en 114.702 euros, la obra, tras superar los trámites de licitación y adjudicación, podrá comenzar a principios de verano y acabar cuando finalice esa estación, lo que significa un considerable retraso respecto a los plazos previstos, teniendo en cuenta que es un proyecto que echó a andar en el anterior mandato municipal.

El retraso, admitido sin ambages por el edil responsable de Movilidad, José Manuel García-Nieto , podría no ser el único inconveniente. La concejalía todavía tiene que decidir si el carril servirá únicamente para los autobuses o si también acogerá a las bicicletas, porque es posible que en algunos tramos del recorrido no sean tan anchos como para que quepan a la vez uno y otra.

Para eso se necesitarían al menos cuatro medios y medio de anchura, con idea de dejar tres a los autobuses y uno y medio a las bicis. Eso no está garantizado en todo el trazado.

García-Nieto también reconoció esa circunstancia y dijo que la decisión al respecto se adoptará en pocos días. No obstante, añadió que, con independencia de que por el carril puedan o no circular bicis, tendrá "un efecto muy beneficioso" para el tráfico en una zona de la capital por la que discurren muchos autobuses.

El carril partirá de la avenida de Pulianas, en el tramo entre la calle Cardenal Parrado y la plaza de San Isidro, y llegará a la del Triunfo después de pasar por Ancha de Capuchinos. Serán, aproximadamente, 700 metros de recorrido.

Aunque la distancia puede parecer corta, García-Nieto asegura que tendrá un "efecto beneficioso saludable", ya que, según los estudios realizados por los técnicos, puede hacer que, al confinar a los autobuses a un carril reservado, la velocidad media del tráfico, que ahora está entre los 10 y los 12 kilómetros por hora, llegue hasta los 16-17.

El tramo entre la avenida de Pulianas y la plaza del Triunfo es transitado por un buen número de autobuses urbanos, procedentes sobre todo del norte de la capital, y también de otros que llegan desde localidades próximas como Albolote, Atarfe, Pulianas y Jun.

García-Nieto mostró su confianza en que el carril, cuando sea una realidad, funcione "tan bien como el de Manuel de Góngora, en el Zaidín".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios