Mejora el estado de la anciana atacada por un burro en celo

  • El incidente se produjo el jueves en la aldea Alquería de Galera cuando un asno la tiró, arrastró por el suelo y después mordió · La mujer permanece en Trauma

María Encarnación L. L., la vecina de 77 años de la aldea La Alquería de Galera que fue atacada el jueves por un burro que le causó lesiones graves que obligaron a ingresarla en el Hospital de Traumatología, evoluciona favorablemente. Según fuentes sanitarias, el viernes fue intervenida de las heridas que presentaba en la cara, las de mayor gravedad, y tras pasar la noche en reanimación, ayer por la mañana fue trasladada a planta, donde se recupera del susto.

La historia es increíble pero cierta. María, de 77 años, que vive en las afueras del núcleo de La Alquería, había observado que un burro propiedad de un vecino merodeaba en torno a una burra de su propiedad que pastaba junto a su domicilio, una cueva de las muchas que constituyen esta aldea de la zona norte de la provincia.

Para evitar complicaciones, y con la intención de devolver a su dueño el fogoso asno decidió retirarlo de la tentación sujetándolo del ronzal, como es de uso y costumbre en estos casos, y devolverlo al lugar de donde procedía.

En un momento determinado del trayecto entre su domicilio y el del citado vecino, el jumento comenzó a enredar a María con el propio ronzal girando sobre ella hasta que la anciana perdió el equilibrio y cayó al suelo.

Pero no quedó en eso. Lejos de permanecer quieto, el animal comenzó un trote con la suficiente fuerza como para arrastrar a su captora durante algunos metros causándole rozaduras y magulladuras de las que ya se recupera en el hospital. Pero es más, el borrico la emprendió a mordiscos con su víctima una vez acabada la carrera.

A los gritos de la agredida acudieron varios componentes de la familia propietaria del burro, que se encontraban cerca.

Inmediatamente llamaron a los servicios sanitarios de Huéscar, que enviaron una ambulancia para trasladar a la mujer al Hospital de Baza, donde la acompañaron los sorprendidos y preocupados amos del burro. En Baza, los sanitarios cursaron su traslado al Hospital de Traumatología, donde está ya fuera de peligro según manifestó ayer un miembro de la familia propietaria del animal agresor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios