El PP pide la dimisión de Caler por el despido de una trabajadora embarazada

  • El Tribunal Constitucional sentenció a favor de la mujer, que tendrá que ser readmitida

El PP de Granada volvió ayer a pedir la dimisión del presidente de la Diputación provincial, Antonio Martínez Caler, por el despido en 2004 de una trabajadora de la empresa Infraestructuras y equipamientos de Granada Sociedad Anónima que entonces estaba embarazada y que tendrá que ser readmitida después de que el Tribunal Constitucional haya sentenciado que fue discriminada por razón de sexo.

En rueda de prensa, el portavoz del grupo popular en la institución provincial, José Antonio Robles, incidió en que la mujer era teniente de alcalde del PP en la localidad de Güéjar Sierra cuando fue despedida por una supuesta reestructuración de plantilla, "aunque la única reestructurada fue ella". Robles consideró a Caler como el último responsable de los hechos y le acusó de haber tenido la misma política de personal en otros casos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios