El Plan Centro obliga a rebajar el color del edificio de la Farmacia del Carmen

  • El martes la comisión ordenó que suavizasen la tonalidad para adaptarla al entorno · Ha permanecido cinco años de obras

Comentarios 1

Tras cinco años oculto bajo unas lonas por su rehabilitación, afectada por paralizaciones y polémicas, el edificio de la antigua Farmacia del Carmen, en Reyes Católicos, se descubrió ayer para mostrar su remozado aspecto. Pero incluso con la obra ya prácticamente concluida, los problemas para la remodelación del inmueble no cesan. El de ahora es el color.

No pasa desapercibido para el viandante el azul escogido para pintar el edificio, que se dedicará a viviendas y bajos comerciales. Un azul claro combinado con añil en los torreones que han sacado nuevos al proyecto y que choca con las tonalidades de los edificios próximos, incluido el del propio Ayuntamiento, que aportan tonos grises o rojizos a la calle.

Así que tendrán que cambiarlo. Ponerlo más claro. Según confirmaron desde la Gerencia de Urbanismo, la comisión del Plan Centro, que rige todas las actuaciones urbanísticas sobre los edificios de la zona centro de la ciudad, la mayoría catalogados, ha exigido a los propietarios que rebajen el tono del edificio para adecuarlo al entorno.

El proyecto de reforma del inmueble, con demolición interna y conservación de la fachada, declarada monumento local, al parecer no indicaba expresamente el color final del edificio. Cuando comenzaron a pintarlo, concretamente las buhardillas de nueva construcción, se vio que el azul está dentro de la carta de colores del Plan Centro. Pero éste recoge que, dentro de lo posible, se tendrá que adecuar al entorno.

En la reunión de hace 15 días se acordó ordenar a la empresa familiar propietaria del edificio -PrimoCa, formada por 12 primos de la familia Castillo- paralizar los trabajos de pintura, medida apoyada por todos los integrantes de la comisión del Plan Centro.

En la siguiente reunión se acordó pedir que se rebajase el tono elegido, decisión que se comunicó el martes a los propietarios, que están obligados a cumplir con este requerimiento.

La reforma del edificio de la Farmacia del Carmen comenzó en 2003 tras la exigencia del Ayuntamiento a los propietarios de que acometieran la rehabilitación bajo la amenaza de iniciar la ejecución de la misma de forma subsidiaria.

En 2003 comenzaron las obras, que han pasado por baches como la orden de retirada de andamios al no tener permiso ni contar con la seguridad requerida o la paralización de la obra al solicitar la familia propietaria cambios en el proyecto de rehabilitación.

Finalmente, el edificio se dedicará a viviendas pero en un principio sopesaron incluso la posibilidad de abrir un hotel. Los bajos serán comerciales y no faltan candidatos para ocuparlos. La firma Zara y El Corte Inglés pujaron por el edificio completo y a los bajos no les faltan 'novias' para estar en la 'milla de oro' granadina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios