Salobreña pone fin a los domingos sin pescado fresco

  • El mercado municipal es el único de la Costa que abre durante todo el fin de semana Atrae a turistas y vecinos

Un desayuno a base de chocolate con churros, comprar productos del mundo o pescado fresco. Un plan de domingo que se puede realizar un único edificio. El mercado de Salobreña. En la comarca de la Costa, la Villa ha querido dar respuesta a ese sector de población, en buena parte extranjero, que tanto se interesa por los puestos tradicionales de los mercados, y que está dispuesto a desplazarse a otro municipio para comprar allí. Además, es el único que abre durante todo el fin de semana.

Si algo tienen en común todos los mercados de los principales municipios del litoral es que quieren hacer frente a la adaptación a los nuevos tiempos de estos lugares que, en muchos casos, han quedado obsoletos. En el caso de Motril, sacó a concurso una oportunidad para convertirlo en un espacio gourmet y quedó desierto. En Almuñécar, los puestos soportan una gran crisis desde hace años con litigio incluido, sobre todo, por la falta de consenso en cuanto a su futuro.

En este escenario, Salobreña ha tomado la delantera y ha acometido la renovación de su mercado municipal, en un tiempo récord, pues tan sólo estuvo cerrado un mes y se reabrió a principios de mayo, antes del verano.

Merece la pena acudir a este espacio comercial para hacer las compras, pero también para comprobar los cambios que ha experimentado después de la reforma, al que aún no lo haya hecho. Ahora, el edificio luce un aspecto más moderno, con una decoración colorida en la zona del techo, donde se ha instalado un sistema de extracción para evitar las altas temperaturas que se sufrían en verano.

Así lo ha manifestado la alcaldesa de Salobreña, María Eugenia Rufino, y ha añadido que "se han resuelto problemas importantes que teníamos como el pavimento, que era muy resbaladizo, especialmente en los días de lluvia, y ahora tiene un suelo antideslizante que evita caídas de la gente, como antes teníamos. También eliminaremos problemas de olores por la forma en que ahora se almacena el género".

Otros cambios tienen que ver con los aseos, que han sido completamente renovados, y la fuente central, que ha sido retirada y en su lugar se han colocado en el suelo unos vistosos escudos de Salobreña cubiertos por un cristal traslúcido. En cuanto al funcionamiento interno del recinto, se ha anulado el pasillo que existía detrás de los puestos, que se han visto ampliados al incorporar ese espacio. También se ha abierto un muelle de carga y descarga sobre la avenida Federico García Lorca, lo que supondrá una adecuación en el acerado para facilitar el acceso de los vehículos sin interrumpir el paso de los peatones.

Las modificaciones realizadas, que supondrán un cambio de hábitos en la rutina de los puestos, "responden a criterios puramente sanitarios y para adaptarse a la normativa vigente, junto a otros de seguridad", según ha explicado el concejal de Obras y Urbanismo, Javier Ortega. "Se ha incrementado la superficie de los puestos, donde se han integrado las cámaras, que estaban en el subsuelo", ha añadido el edil.

Para resolver el problema de las altas temperaturas en verano en el interior del recinto se habían barajado distintas opciones, y finalmente se optó por instalar un sistema de extracción forzada que alcanza los 7.000 metros cúbicos a la hora, lo que permite renovar el aire de forma permanente. También se ha habilitado un parking público con una treintena de plazas. Otro punto destacado es la señalización, tanto interior como exterior. Y es que hasta el momento no existía cartelería en la entrada del pueblo que indicara cómo llegar al edificio, algo que desde el Ayuntamiento califican de relevante. Según ha explicado la alcaldesa, "uno de los atractivos de este mercado es que tiene mucha clientela del resto de la comarca, al ser uno de los pocos que abre los domingos, y como viene mucha gente de fuera, la señalización es importante".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios