El Salón no podrá albergar carpas, ferias ni mítines

  • Urbanismo ha enviado a Cultura el programa de mantenimiento y limitación de usos del enclave que tendrá que ser aprobado por la Comisión provincial de Patrimonio

La Vuelta Ciclista a España tendrá que cambiar de ubicación si quiere volver a hacer alguna salida desde Granada. No podrá volver a pisar el Paseo del Salón. Los mítines, las carpas y ferias, la entrada de vehículos publicitarios y la celebración de mercadillos tampoco podrán ubicarse más en el Paseo del Salón una vez que haya terminado la remodelación del mítico enclave.

Estas cláusulas se incluyen en el programa de mantenimiento y limitación de usos que el Ayuntamiento de Granada ha remitido a la Delegación provincial de Cultura. Dicho documento era condición innegociable para que la Comisión Provincial de Patrimonio aprobara el proyecto de remodelación de los jardines del Salón, declarados Bien de Interés Cultural (BIC).

Según explicó la concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada, Isabel Nieto, el plan aborda por una parte el mantenimiento de especies arbóreas con la poda e instalación de un sistema de riego por goteo, además de la sustitución de las bombillas, entre otras actuaciones que se desarrollarán desde la Concejalía de Mantenimiento del Ayuntamiento. Las limitaciones llegan hasta tal punto que se impedirá que se pueda volver a instalar el mercadillo de Navidad o que se coloquen banderolas publicitarias en las farolas "que contaminen el paisaje". De esta forma, el uso del Paseo del Salón quedará limitado al de "un parque público destinado al disfrute de los ciudadanos".

Con estas restricciones, la concejal de Urbanismo confía en que el documento sea del agrado de la Comisión Provincial de Patrimonio que tendrá que pronunciarse sobre el mismo en los próximos días.

Pese a la severidad de las restricciones, la concejal de Urbanismo manifestó su acuerdo con estas medidas. "Me parece bien que no se monten carpas en este lugar puesto que es la mejor forma de conservar el pavimento blando a fin de que no vuelva a tener baches ni charcos", argumentó la responsable municipal de Urbanismo, quien reconoció la necesidad de que se vele por el mantenimiento de este espacio. Con este panorama por delante, Nieto desveló que el montaje de carpas y el desarrollo de ferias y mercadillos que se venía produciendo en este enclave se trasladará previsiblemente al Paseo del Violón, "un gran espacio libre y diáfano", apuntó la concejal.

El proyecto de remodelación del Paseo del Salón prevé hacer peatonal la mitad del bulevar y suprimir los aparcamientos. Aunque el delegado de Cultura, Pedro Benzal, asegura que la zona quedará como está en lo esencial, la reforma global implicará la supresión del tráfico rodado en sentido ascendente, desde la Plaza del Humilladero hacia la Carretera de la Sierra. La vía se peatonalizará aunque se conservará la pavimentación actual para mantener la simetría del bulevar. Para facilitar el tráfico rodado la solución aportada será la supresión de los aparcamientos de las dos vías paralelas: la dirección descendente del Paseo de la Bomba y el Paseo de los Basilios, en donde se habilitará la circulación en doble sentido. La peatonalización supondrá también la eliminación de todas las paradas de autobús que se trasladarán probablemente a la zona del Palacio de Congresos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios