Granada

Salud afronta la crisis de las Urgencias de Motril con contratos "atractivos"

  • La gerencia intenta incentivar a los profesionales que rehúsan coger plaza en el centro por la sobrecarga de trabajo

Imagen de archivo del hospital de Motril. Imagen de archivo del hospital de Motril.

Imagen de archivo del hospital de Motril. / g. h.

La falta de plantilla en las Urgencias: primera muñeca Matrioska que encierra otros tantos problemas llamados sobrecarga de trabajo, listas de espera y pérdida de efectividad en la atención a los pacientes. Estas son las reivindicaciones base que colonizan los hospitales de Granada y también de su costa. Los últimos en incorporarse a esta exigencia han sido los médicos de Urgencias del Hospital Santa Ana de Motril, que el pasado martes presentaron ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Granada una denuncia en la que advertían de su sobrecarga de trabajo. La carestía de personal en este caso está motivada porque los médicos rehúsan ir a Motril a trabajar por las malas condiciones de trabajo que se multiplican los meses de verano cuando el número de población se dispara.

Ante esta situación, que vienen denunciando varios meses y que ahora ha cristalizado en dicha denuncia, la gerencia del hospital ha dado un paso al frente para solucionarla. Según explica Antonio Fernández, delegado del Sindicato Médico en Motril, el gerente "tiene las manos libres para mejorar la oferta de contrato", de hecho hoy se reunirá en Sevilla con los Servicios Centrales del Sistema Andaluz de Salud. Al encuentro acudirán también los gerentes de los dos hospitales de la capital, Virgen de las Nieves y Hospital Campus.

Afirma Fernández que el hospital ya está buscando médicos, a los que se les ofrecerá "magníficos contratos" tanto de larga duración como en condición de extra de plantilla en verano. Esta oferta de refuerzo es muy importante ya que además del pico de población estival, servirá para dar descanso a algunos médicos. En total, apunta el delegado sindical, faltan 8 facultativos en plantilla, aunque el martes ya se incorporó una y ayer otra más.

"Ahora mismo tenemos que dejar que la leyenda negra se olvide y los médicos vean Motril como una posibilidad atractiva", afirma Fernández. Otro de los incentivos que se están ofertando, además de la duración extra, es la posibilidad de pagar las continuidades asistenciales, como máximo dos a la semana. Estas son algo similar a unas horas extra, con una remuneración que alcanza el máximo establecido a nivel andaluz.

Este paso al frente de la gerencia parece responder a una de las reivindicaciones de los médicos, que en su escrito arremetían contra la dirección del centro, a la que afeaban que "está haciendo dejación de funciones al no elaborar un Plan de Contingencia estandarizado y por escrito, que se ha pedido hace semanas, donde se contemplen las medidas a tomar en esta situación y en las que puntualmente se puedan presentar ante la falta de más facultativos o la existencia de picos de asistencia en un servicio bajo mínimos dejando de manos del Jefe de la Guardia la toma de decisiones que corresponden a la Dirección".

En dicha denuncia, al igual que sucede con los médicos adjuntos del Hospital Campus de Granada capital, los facultativos de Urgencias de Motril advertían sobre la repercusión en "la adecuada asistencia a los usuarios" así como a su conciliación laboral y su propia salud. Esta situación, añadían, también desembocaba en una falta de atención a los MIR (Médico Interno Residente) del servicio. "Esta precariedad" de plantillas, decía el documento, "genera una enorme sobrecarga de trabajo sobre todos los facultativos del Hospital incluyendo a los MIR que inevitablemente puede repercutir en las demoras, comodidad en la atención e incluso en la seguridad del paciente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios