Salud activa el plan de calor con casi 35 grados en los termómetros

  • Los centros sanitarios están preparados para un aumento de los pacientes

Los hospitales y centros de salud comienzan el verano el 1 de junio con la puesta en marcha del Plan de Prevención contra los efectos de las altas temperaturas. La activación coincide con la ola de calor que estamos sufriendo estos días y que hace que los termómetros en Granada alcancen los 35 grados aunque no se haya activado la alerta meteorológica por calor como en otras provincias andaluzas como Sevilla o Córdoba.

Con la activación del plan de alta frecuentación, lo que Salud prepara es el protocolo de actuación ante un previsible aumento de los pacientes y los riesgos que el calor tienen en determinados enfermos. No en vano, tanto en invierno como en verano hay más muertes porque las temperaturas extremas agravan la situación de muchos enfermos crónicos.

Para establecer los distintos niveles (ahora estamos en verde), Salud cuenta con la previsión de temperaturas facilitada por la Agencia Estatal de Meteorología para los próximos cinco días. Según esos niveles, se establecen cuatro niveles para adaptar los recursos. La diferencia con las alertas del tiempo es que para subir el nivel 'sanitario' se tienen que superar las temperaturas umbrales tanto máxima como mínima marcadas para cada ciudad durante dos o más días. Así, hay nivel verde, amarillo (bajo riesgo), naranja (riesgo medio) y rojo (riesgo elevado).

Pero este plan -que se pone cada verano en marcha desde hace siete años- es mucho más ya que la prevención ocupa más de la mitad de las medidas que conlleva. Así, está coordinado con la Consejería de Igualdad, el Ministerio de Sanidad, los ayuntamientos, el 112, las residencias de ancianos y los centros de acogida. Porque los consejos y avisos a la población más vulnerable por el calor (niños, mayores, enfermos crónicos y trabajadores expuestos al sol) son continuos hasta que esté activo el plan (30 de septiembre).

A los ancianos se dedica atención especial y los mayores de 65 años reciben información del plan así como consejos sobre cómo cuidarse y qué recursos hay a su alcance en caso de urgencia. Se hace seguimiento tras el alta hospitalaria, se mandan mensajes, hay un seguimiento por personal de Enfermería y se atiende también a los cuidadores de grandes dependientes para que sepan cómo actuar.

En cuanto a los menores, se recomienda evitar la exposición directa al sol de bebés de menos de seis meses a cualquier hora y de niños pequeños entre las 11.00 y las 17:00. Además, hay que procurarles un factor de protección solar adecuado y mantenerlos bien hidratados.

Los canales de información del plan son Salud Responde (902 505 060) y la plataforma multimedia 'Informarse. es Salud'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios