Salud defiende la 'desfusión' en Urgencias para no retrasar plazos

  • Garantiza que se respetarán todos los derechos laborales y que la asistencia está asegurada

El 1 de diciembre 9 médicos del Virgen de las Nieves irán al Campus y 6, del PTS a la Caleta. El 1 de diciembre 9 médicos del Virgen de las Nieves irán al Campus y 6, del PTS a la Caleta.

El 1 de diciembre 9 médicos del Virgen de las Nieves irán al Campus y 6, del PTS a la Caleta. / carlos gil

Tanto la consejera de Salud, Marina Álvarez, como los gerentes de los hospitales de Granada, Pilar Espejo y José Luis Gutiérrez, defendieron ayer el proceso de 'desfusión' iniciado en el servicio de Urgencias, que generó hace dos días el revuelo de los profesionales por el anuncio del intercambio inmediato, a partir del 1 de diciembre, de 15 médicos (9 del Virgen de las Nieves y 6 del Campus).

La consejera de Salud, Marina Álvarez, reiteró ayer en Granada que el objetivo es que "a partir de marzo funcionen de forma independiente" los dos hospitales, por lo que "para asegurar que llegamos tenemos que ir cumpliendo etapas", dijo en relación a los cambios en Urgencias. Álvarez explicó que era el momento de empezar a hacer los cambios en este servicio ya que cuando llegue la alta frecuentación por el frío, que aún no ha entrado y que se prolonga casi hasta marzo, no se podrían realizar y por tanto no se llegaría a marzo "con las tareas cumplidas". Además este año se prevé que la máxima incidencia de gripe sea en enero, por lo que "hay que tener esos pasos dados antes de esa fecha".

La gerente del Virgen de las Nieves, Pilar Espejo, defendió el cambio dentro del proceso de 'desfusión' que se está realizando "sin pausa". Ratificó que si no se comienzan estos cambios, junto a otros ya realizados, como el movimiento también de parte de profesionales de UCI hace dos meses , no se cumplirían los plazos. Espejo destacó la "normalidad" del proceso y quiso tranquilizar a los profesionales asegurando que se "respetarán" todos los derechos laborales como se ha hecho en otros servicios y también los turnos, una de las preocupaciones de los profesionales al afectar a su planificación laboral y familiar ya que tenían los cuadrantes hasta el 8 de enero sin contar con los cambios, de ahí que pidieran un aplazamiento de los traslados hasta pasadas las fiestas.

Según Espejo, "todo lo que se pueda ir adelantando, como hemos dicho muchas veces, se irá haciendo, y este era el momento de hacerlo antes de la llegada de la alta frecuentación. Si no se hace ahora ya se retrasa todo porque entramos en el invierno y no sería el momento adecuado", dijo, asegurando que esta decisión está planificada desde octubre. Pero los profesionales se enteraron hace dos días. La gerente negó premeditación en la decisión así como precipitación en los plazos. "Es lo que hemos hecho con todos los servicios", dijo. Espejo garantizó la capacidad asistencial de las Urgencias.

También se pronunció ayer el gerente del Hospital Campus de la Salud, José Luis Gutiérrez, quien dijo que el movimiento de 15 profesionales de Urgencias "es uno más en el contexto de separación de servicios en el que vamos ubicando a los profesionales en el hospital que les ha sido adjudicado en el proceso de movilidad". Gutiérrez aseguró también que "no son movimientos improvisados sino que llevan detrás un análisis exhaustivo para garantizar el equilibrio y que la capacidad operativa de los dos servicios de Urgencias siga siendo la misma después del movimiento y que a los profesionales que se mueven se les respete los permisos y licencias que tenían concedidos para final de año". En ese sentido, lanzó también un mensaje de "tranquilidad tanto asistencial como en el respeto a los permisos que los trabajadores tenían concedidos".

Entre los afectados por el cambio está Jesús Candel, que ha sido asignado al Campus, aunque ya anunció tras conocer la noticia su intención de no irse del Virgen de las Nieves hasta que termine la 'desfusión' en marzo. Ayer anunció una concentración el día 30 en la Caleta contra la decisión. Preguntada la consejera sobre las investigación del SAS y los expedientes a Candel, dijo que "se siguen los pasos y normativa vigente para que en caso necesario se tomen las actuaciones necesarias" dentro de la "obligación de la Administración de velar por el ambiente necesario en un centro y respetar los derechos de usuarios y profesionales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios