Sierra Nevada reabre al público tras un final de puente frustrante

  • El viento remite y permite a los esquiadores contar con casi 27 kilómetros de pistas

Una buena noticia que llega demasiado tarde: la estación granadina de esquí de Sierra Nevada abrió ayer 26,7 kilómetros de pistas tras permanecer cerrada durante los tres últimos días a consecuencia de las fuertes rachas de viento, que superaron los 120 kilómetros por hora.

La reapertura fue confirmada por un portavoz de Cetursa, la empresa pública que gestiona el espacio invernal, que precisó también que las 111 hectáreas de pistas abiertas, con calidad "dura", se encuentran en la zona de Veleta, Borreguiles y parcialmente en El Río.

Durante la jornada de ayer, en la que se registró un viento moderado, la temperatura en Borreguiles fue de 6 grados centígrados y de 11 en Pradollano.

Las previsiones señalan que hoy seguirá el buen tiempo, aunque las temperaturas podrían bajar a partir del fin de semana, lo que permitiría que vuelvan a funcionar los cañones de producción artificial de nieve.

El viento dio al traste con la primera gran cita de la temporada, el puente de la Constitución. El inicio fue excelente: durante el fin de semana se congregaron en la estación 20.000 personas, una cifra similar a la que se alcanzó en los cuatro días que duró el puente el año pasado.

Cuando todo hacía presagiar que esos registros quedarían pulverizados en los tres días que restaban, llegó el viento y obligó a cerrar la estación, donde se buscaron a marchas forzadas alternativas de ocio para los esquiadores que no pudieron utilizar los remontes.

La falta de actividad en Sierra Nevada tuvo un claro efecto rebote en la capital granadina, que durante el lunes y el martes se vio desbordada de turistas bajados de la sierra. Por poner sólo un ejemplo, el lunes hubo más de 4.500 visitas al Parque de las Ciencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios