La UDEF desmiente a Arrabal sobre la justificación de pagos

  • La Policía niega tener los documentos que necesita el empresario para certificar que abonó su deuda

El empresario Roberto García Arrabal. El empresario Roberto García Arrabal.

El empresario Roberto García Arrabal. / g. h.

La Unidad de Delincuencia Económica de la Policía (UDEF) niega que tenga en su poder los documentos que acreditan el pago del dinero que el empresario Roberto García Arrabal tendría que haber pagado a la ciudad para construir el Centro Comercial Serrallo. También pone en duda que, si el promotor no los ha aportado ya en todos estos años, realmente existan, dado que además debería haber reflejo en las cuentas bancarias de sus empresas.

Esta aclaración de la Policía se debe a una petición de la juez que investiga este caso, porque en la última declaración judicial del empresario, éste aseguró que los justificantes de pago estaban en poder de la Policía, que se los habría llevado tras los registros de la Operación Nazarí.

El empresario aseguró en su declaración que había pagado 400.000 euros de más

Los agentes de la UDEF recuerdan en su último informe que aquellos registros del 13 de abril de 2016 fueron realizados para hallar documentos relativos al caso Nazarí y, por tanto, no se llevaron documentación relacionada con el centro comercial Serrallo, aunque se trate del mismo promotor investigado.

Además, la Policía hace una importante apreciación al respecto. Y es que los registros se realizaron en abril de 2016, pero el Juzgado de Instrucción que lleva el caso Serrallo comenzó a solicitar la documentación acreditativa de los pagos a partir de 2015. En todo ese tiempo no solo no fue aportada, si no que el propio Ayuntamiento inició un proceso de reclamación.

También cuestiona la Policía que una empresa tan grande como la que el mismo García Arrabal explica en su declaración que tenía entonces, con un departamento financiero y contable específico, no tuviera constancia de esos pagos. Pone de manifiesto también el informe las contradicciones de la declaración de García Arrabal, pues en algunos momentos reitera que ya ha aportado todos los justificantes de pago y es al final cuando culpa a la Policía de retener sus documentos.

En informes anteriores de la UDEF, los investigadores cifran en más de dos millones de euros el dinero que el promotor no ha justificado y que tenía que haber abonado a la ciudad. Sin embargo, el empresario aseguró en su declaración que ha pagado incluso 400.000 euros de más, pero que no podía aportar todos los documentos que acreditaban los pagos obligatorios al Ayuntamiento de Granada porque había ciertos papeles que la Policía tenía en su poder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios