La UGR controlará el cien por cien de la Fundación Universidad Empresa

  • Los patronos del sector empresarial saldrán del ente tras la modificación de los estatutos

Sede de la Fundación UGR-Empresa, en Gran Vía. Sede de la Fundación UGR-Empresa, en Gran Vía.

Sede de la Fundación UGR-Empresa, en Gran Vía. / maría de la cruz

Comentarios 1

La Fundación General UGR-Empresa está a un paso de ser, al cien por cien, controlada por la Universidad de Granada. Un cambio estatutario, obligado por la normativa que rige este tipo de entes, ha dejado fuera a los empresarios para convertir a la institución en un medio propio de la Universidad, que asumirá así la entidad con sede en Gran Vía. Los trámites para dar a luz el nuevo modelo de gestión no han finalizado -el cambio definitivo de los estatutos está pendiente la ratificación definitiva por parte del Consejo Social, que pasará de nuevo por Consejo de Gobierno antes de su visto bueno del Patronato y su envío al Protectorado de Fundaciones- y, al mismo tiempo, se trabaja en incorporar al sector empresarial a la UGR mediante otra vía, que puede ser el propio Consejo Social.

Según explica el secretario general de la Universidad de Granada, Pedro Mercado, el nuevo modelo de la Fundación General UGR -que perderá el 'apellido' Empresa con este cambio que dio un nuevo paso en el Consejo de Gobierno de la Universidad del pasado 16 de diciembre- permitirá cumplir con la directiva europea sobre contratación pública (en concreto, la 2014/24/EU) y que la Fundación "siga haciendo las cosas que venía haciendo".

El cambio está pendiente de su paso por el Consejo Social de la UGR

La normativa europea obliga a las administraciones a sacar a concurso público la licitación de servicios o contratos, a no ser que el contratante controle a la empresa a la que realiza encomiendas. Ésta, ademas, no puede tener participación directa de capital privado. Y hasta ahora, la Fundación pertenece en un 49% a la UGR mientras que el 51% restante está en manos de la Cámara de Comercio de Granada, Cámara de Comercio de Motril, Confederación Granadina de Empresarios, Caja Rural y CajaGranada, todos ellos patronos de la Fundación General.

En el documento que fue aprobado en diciembre en Consejo de Gobierno se explica que de no asumirse el control total por parte de la Universidad, las relaciones entre ambas entidades "tendrían que instrumentalizarse" mediante la Ley de Contratos del Sector Público, lo que, además, implicaría que la Fundación sea "difícilmente" considerada como un "ente instrumental de la Universidad", que es para lo que se creó en el año 1989.

La Fundación nació para contribuir "a los fines de la Universidad". En concreto, asume la gestión de los contratos de investigación, las enseñanzas de posgrado, cursos propios y la gestión de eventos o jornadas, entre otras encomiendas. Todo ello sirve para mantener la propia estructura de la Fundación, que además ingresará en este ejercicio a la Universidad 290.000 euros, según lo previsto en los presupuestos de la UGR para 2017. Las cuentas también prevén otra aportación de 25.000 euros por parte de la Fundación dentro de la partida de ingresos de entidades sin ánimo de lucro.

El primer paso para el cambio en la naturaleza jurídica se acordó en junio del pasado año por el Patronato. Las empresas renunciaron a su presencia en el ente y ahora se busca un encaje para que, de otra manera, el sector mantenga sus vínculos con la Universidad. Para ello, Mercado reseña que una de las opciones que se maneja es que los patronos que ahora abandonan la Fundación -Confederación Granadina de Empresarios, Cámara de Comercio de Granada, Cámara de Comercio de Motril, Caja Rural y CajaGranada- pasen a una "comisión dentro del Consejo Social", lo que permitiría "visualizar" de una manera "especial" la relación entre el mundo de la empresa y el universitario.

En cuanto a la estructura de la Fundación y su plantilla, el cambio no supone una 'absorción' por parte de la Universidad de la Fundación. Mercado explica que tendrá un régimen similar al que actualmente ostenta el Centro de Lenguas Modernas (CLM), que cuenta con su propio personal, sus ingresos y gestión, pero que pertenece a la UGR.

más noticias de GRANADA Ir a la sección Granada »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios