La Universidad lleva el Centro de Lenguas a los campus y busca el mercado asiático

  • El CLM prevé parar el déficit económico de los últimos años con nuevos proyectos de expansión, tanto en la ensañanza de español como en la de lenguas extranjeras, que tiene una gran competencia

Comentarios 0

La descentralización del Centro de Lenguas Modernas (CLM), encajado hasta ahora en el barrio del Realejo, y la búsqueda de nuevos clientes en el mercado asiático que quieran venir a esta ciudad para aprender español son las dos grandes estrategias de revitalización de este centro que ha emprendido ya la Universidad de Granada.

Desde la llegada del nuevo gobierno de Pilar Aranda a la UGR, la institución ha asumido que el CLM debe ser una de sus prioridades, dada su amplia estrategia de internacionalización a corto, medio y largo plazo. El centro, al que se ha incorporado este curso Juan Sánchez Fernández como nuevo director, no pasaba por sus mejores momentos, debido a la crisis económica en general y a la creciente competencia de enseñanza de lenguas extranjeras que se ha ido implantando en la ciudad desde el sector privado.

El Centro de Lenguas ha estado desde sus inicios ubicado en el Realejo, en dos palacios privilegiados por su encanto y que eran sin duda un gran atractivo, sobre todo para los estudiantes extranjeros que vienen a Granada. Pero para el alumno local que busca la enseñanza de otros idiomas, la ubicación podría ser más un inconveniente que una ventaja. Por eso, la estrategia ahora es la descentralización, abriendo aulas del CLM en todos los campus universitarios de la ciudad.

Durante este curso 2015/16 ya se ha iniciado este plan de expansión con la apertura de un aula en el campus de Cartuja. La Facultad de Empresariales ha cedido un espacio en el que ya se han estado dando clases diarias en diez turnos diferentes desde las 9 de la mañana hasta las 10 de la noche. Se ha impartido inglés y japonés.

Al final de este curso también se llegó a abrir ya el aula en el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud. Concretamente en la Facultad de Enfermería, aunque allí la demanda no ha sido tan alta por ahora. A partir de septiembre el Centro de Lenguas Modernas trasladará sus clases también a Fuentenueva, con la apertura de un aula en Aparejadores. De este modo se completará una primera fase de descentralización para que todos los alumnos de la UGR tengan cerca la posibilidad de participar en algunos de los cursos de idiomas extranjeros que imparta el centro dependiente de la Universidad de Granada.

El director explicó que si la demanda crece se podrían ir abriendo más aulas en diferentes facultades dentro de un mismo campus, contando para ello con la cesión de espacios de cada centro.

Otra de las ventajas para los alumnos de esta extensión a nuevos espacios es que allí los precios se han bajado, de modo que los 8,2 euros por hora han pasado a 6,5 euros. un precio que Sánchez Fernández considera muy "competitivo" respecto a la oferta que hay en el mercado, teniendo en cuenta también la calidad ofrecida por el CLM en grupos reducidos.

El director subrayó que los alumnos tienen unas enormes posibilidades de disfrutar de estos cursos de forma gratuita, ya sea a través de las becas de la Junta de Andalucía o las que aporta la propia Universidad de Granada. Para este año 2016 ni siquiera se ha llegado a cubrir todo el dinero destinado a estas ayudas de idiomas, que eran 60.000 euros.

Estos cursos en los campus se ofrecen tanto a alumnos de la UGR como a profesores o al resto de personal de administración y servicios.

La otra área importante de servicios ofertados por el CLM es la de enseñanza de español a alumnos extranjeros. En este apartado, que es el que menos se ha resentido con la crisis de los últimos años, también se han elaborado una serie de estrategias para consolidar su "tendencia positiva". La principal misión es la apertura a nuevos mercados, especialmente el asiático. Los responsables del CLM están estableciendo contactos con universidades chinas y japonesas, sobre todo, para firmar convenios que permitan la llegada a Granada de estudiantes de esas nacionalidades para aprender español.

El director explicó que este año han hecho un esfuerzo especial en acudir a la feria Nafsa (la más importante de enseñanza de idiomas), en Denver, para establecer contactos con universidades orientales. También se han realizado gestiones con instituciones de India, Qatar, Turquía o Rusia.

Esta estrategia no solo permitirá traer estudiantes de otras nacionalidades, si no que fortalecería también el ya consolidado mercado de estudiantes estadounidenses, dado que los programas de esos países cada vez demandan más que en los centros a los que acuden sus alumnos haya estudiantes de nacionalidades variadas y diversidad cultural.

más noticias de GRANADA Ir a la sección Granada »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios