Urbanismo y Repsol acuerdan cerrar la gasolinera de Recogidas en 10 meses

  • La empresa firmará la concesión administrativa por la que asume una parcela en La Chana para trasladar el servicio · Hay un plazo de 9 meses para hacer la nueva estación y uno para cerrar la vieja

Comentarios 1

El acuerdo para desmantelar la gasolinera de Recogidas ya tiene fecha de ejecución, pasados tres años desde que se empezó a hablar del proyecto. Esta semana la Gerencia de Urbanismo ha enviado a las oficinas de Repsol en Madrid los documentos para llevar a cabo la firma de la concesión administrativa por la que el Ayuntamiento le cede durante los próximos 75 años una parcela en La Chana a la que se trasladará la estación de servicio tras la expropiación. La concesión recayó en la empresa Repsol tras celebrarse el pertinente concurso público.

En cuanto los documentos estén firmados la empresa deberá solicitar al Ayuntamiento de Granada los preceptivos permisos. Con ellos en la mano empezará a contar el tiempo. Tienen nueve meses para ejecutar las obras de la nueva gasolinera en La Chana y un mes para desmantelar la histórica estación de servicio de la calle Recogidas, donde se construirá un pequeño centro comercial.

Los primeros pasos para trasladar la estación de servicio situada entre Recogidas y Camino de Ronda se remontan al año 2005 cuando la junta de gobierno local aprobó el estudio detalle de la obra. Durante el periodo de información pública se registró una alegación que ponía en duda la legalidad de cambio de uso del suelo de residencial a terciario a la vez que alertaba de la modificación de las alineaciones, la ocupación y el número de alturas del nuevo proyecto. Y es que, inicialmente, el Plan General de Ordenación Urbana planteó la construcción de un bloque de viviendas de cinco plantas en este espacio.

Dicha alegación terminó en un recurso de reposición contra el estudio de detalle del proyecto que no fue desestimado hasta febrero de 2006. En mayo del mismo año la junta de gobierno aprobó de forma definitiva el convenio urbanístico con Repsol para el traslado de la gasolinera; parecía que el proyecto iba a ver finalmente la luz, pero la solución no estaba tan cerca. Un mes después, en el debate del estado de la ciudad el alcalde anunció: "Nos vamos a permitir actuar en fechas próximas en el arreglo de la Alcaicería o quitar la gasolinera de Recogidas". Pero pasados dos años el proyecto sigue igual de estancado.

El último avance en el proyecto tuvo lugar en febrero de 2007, cuando se aprobó el listado de propietarios y bienes que había que expropiar para desarrollar el proyecto. Desde entonces la gasolinera sigue pendiente de una solución. El PGOU planteaba inicialmente el traslado de la gasolinera para el segundo semestre de 2004 pero la concrección del convenio ha arrastrado el proyecto hasta 2008. La premura en la firma de la concesión administrativa y la obtención de los permisos serán clave para que el desmantelamiento de la gasolinera pueda ser una realidad este año.

La propuesta para desmantelar la estación de servicio se apoya en criterios de seguridad con la intención de eliminar este peligro en uno de los puntos con más densidad urbana de la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios