Granada

Las abundantes lluvias permiten un desembalse 'masivo' para regadío

  • La Confederación Hidrográfica reconoce que las últimas precipitaciones han dado un respiro pero advierte de que la sequía volverá

Comentarios 1

El pleno de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha aprobado un desembalse de 1.100 hectómetros cúbicos para el riego de los cultivos del Sistema de Regulación General durante la nueva campaña de riego, que finalizará el próximo 30 de septiembre, y que garantiza una dotación máxima de 5.000 metros cúbicos por hectárea. Así se aprobó ayer en la Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, celebrada en Sevilla, una decisión que ha sido valorada y apoyada por las organizaciones de regantes presentes en dicho órgano.

En todos los sistemas de explotación cuya situación actual haya propiciado autorizar una dotación máxima inferior a la de años anteriores, el Servicio de Explotación llevará a cabo un seguimiento de la evolución de los recursos almacenados a lo largo de la campaña, de forma que se lo comunicaría al Comité Permanente de esta Comisión de Desembalse para que estudie la posibilidad de incrementar la dotación.

La dotación para otros sistemas son para Sierra Boyera, se ha acordado una dotación de 2.000 metros cúbicos por hectárea; para Rumblar, Bembézar-Retortillo y Viar, se ha acordado una dotación de 5.500 metros cúbicos por hectárea. Para Guadalmellato, se ha acordado una dotación de 6.000 metros cúbicos por hectárea. En el Alto Guadiana Menor, se establecen 4.000 metros cúbicos por hectárea en la Zona Regable Guadaletín (La Bolera); 4.000 metros cúbicos por hectárea para Riegos Aguas Abajo (Portillo); 3.200 metros cúbicos en el Canal Huéscar-Baza y 3.200 metros cúbicos por hectárea para mejora de regadíos tradicionales (San Clemente); y 4.500 metros cúbicos en regadíos tradicionales de Hoya de Guadix. En el Alto Genil se garantiza en Quéntar-Canales una dotación de 6.000 metros cúbicos por hectárea. En Colomera-Cubillas se ha aprobado 4.000 metros cúbicos por hectárea para riegos propios mejorados en Colomera; 4.000 metros cúbicos por hectárea para el Manantial de Emergencia de la Vega de Granada; y de 6.000 metros cúbicos por hectárea para riegos propios mejorados de Cubillas; 4.400 metros cúbicos por hectárea en el Canal de Albolote y 1,6 hectómetros cúbicos para la CR Nacimiento Deifontes. Por último, en Bermejales la dotación será de 4.100 metros cúbicos por hectárea en la Zona Regable del Cacín.

Por último, y con respecto al Trasvase Negratín-Almanzora, la Comisión de Desembalse ha autorizado un máximo anual trasvasable de 50 hectómetros cúbicos. A este volumen se añadirá el consumo de la Comunidad de Regantes de Vega Campo Baza, que no podrá superar los 2,7 hectómetros cúbicos de acuerdo con su título concesional.

Justo antes de comenzar dicha comisión de desembalse, el presidente de la CHG, Antonio Ramón Guinea, reconoció a los periodistas que "se ha pasado a respirar mucho", ya que "estábamos en una situación muy comprometida, con unos volúmenes de reserva muy bajos y con una situación meteorológica que no permitía nada bueno". No obstante, Guinea apostó por un uso racional del agua porque" la próxima sequía vendrá, por lo que tenemos que seguir actuando dentro de esa normalidad y alegría, aunque hay que seguir manejando el agua con mucha prudencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios