La acumulación de cera obliga a los peatones a extremar la precaución

El Ayuntamiento de Granada ha destinado este año más de 71.000 euros a la limpieza de las calles de la ciudad durante la Semana Santa. Sin embargo, los vecinos se han quejado estos días de la acumulación de cera que presentan las vías y que obliga a los viandantes a extremar la precaución para no terminar en el suelo.

El plan de actuaciones acordado por Inagra prevé la eliminación de la cera en las calzadas lo más rápido posible una vez que haya terminado el itinerario oficial de la última procesión. Mientras termina la semana los viandantes deberán tener precaución para no resbalar con la cantidad de cera que ha caído a la vía y que cada día es mayor. Para evitar el gasto que supondría acometer el rascado de la cera a diario, Inagra prevé dedicarse a esta labor cuando las procesiones hayan tocado su fin aunque, eso sí, durante toda la semana se lleva a cabo el baldeo de las calles.

El operativo de limpieza, incluido en el Plan Parihuela, prevé que hoy descanse el servicio de limpieza viaria diurno, aunque sí estará operativo el servicio de baldeo manual nocturno que se verá incrementado con 15 trabajadores más, un recolector y tres barredoras. Es decir, trabajará el colectivo previsto para domingos y festivos. Por la tarde estará operativo un equipo de limpieza viaria que repasará el centro y los inicios de algunas procesiones.

El Viernes Santo, al no haber trabajado el día anterior los operarios, se incrementará el servicio de limpieza viaria para repasar la zona centro y los alrededores de las iglesias de donde hayan salido procesiones. En la noche del domingo al lunes, a partir de las 23.00 horas, cuando el tráfico esté cortado en las vías del itinerario oficial, se pondrá el marcha el plan especial para eliminar la cera de las calzadas de las calles Reyes Católicos, Gran Vía (hasta calle Cárcel) y Acera del Darro.

Terminados los trabajos las vías se podrán abrir al tráfico a partir de las siete de la mañana. A partir de esa hora se desviarán los equipos de eliminación de cera hacia las zonas peatonales y la limpieza se hará con jornadas continuadas por distintos equipos hasta finalizar la eliminación total de la cera en las zonas previstas.

El lunes día 24 la ciudad recobrará la normalidad. Comenzará el servicio ordinario apoyado por tres camiones recolectores con sus correspondientes equipos, además del refuerzo de 10 peones en el servicio de tarde, al igual que en todo el plan de Semana Santa, y se procederá a la retirada de las papeleras. Este año se han instalado papeleras de 240 litros en sitios estratégicos en función de la concentración de público con la intención de mejorar la imagen y la limpieza de las calles durante estos ocho días.

"Como en años anteriores se ha hecho imprescindible la colocación de la señalización de peligro por la presencia de cera en la calzada y se ha alertado al personal de limpieza de la necesidad de limpiar por debajo de las tribunas, ya que si se producen golpes de viento los restos que se acumulen debajo irán a parar a la vía pública", señalan los integrantes de Inagra en su plan de actuaciones especial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios