El alcalde de Molvízar dice que cedió a dedo un solar "por costumbre"

El alcalde de Molvízar, Fermín García, defendió su actuación en su enjuiciamiento por la cesión de un solar municipal para explotación como vivero por parte de un particular sin que supuestamente existiese un procedimiento de adjudicación que regulase dicha operación.

El alcalde negó haber cometido perjuicio alguno pese a que la Fiscalía reclama ocho años de inhabilitación por un posible delito de prevaricación. El edil alegó que el terreno se cedió por la "costumbre" en la localidad de adjudicar esos terrenos a ganaderos o cazadores de la zona.

Por ello, ha considerado que no se vio perjudicado ningún vecino con esta operación, sino "al contrario", aunque ha admitido que la adjudicación se hizo de manera "verbal".

Se trata de un caso que se abrió en enero del pasado año, después de que presentara denuncia contra el regidor por este asunto el portavoz del grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de la localidad, Antonio Salas, que después motivó que la Fiscalía se querellara contra García.

La propia Fiscalía señaló que el hecho de que la adjudicación se hiciese a dedo sin dejar constancia escrita del acuerdo con el propietario del vivero colindante, según la Fiscalía, "ha podido redundar además en un perjuicio para el Consistorio", alegó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios