Un anillo de villas con cronologías parecidas

  • En los últimos 30 años se han encontrado restos de hasta cuatro villas romanas

Una de las primeras villas documentadas en la capital fue la de la calle Primavera, excavada en dos fases distintas en 1988 y en 1991. Con una cronología que se extiende desde el siglo I d.C. hasta el siglo V d.C, contaba con diversas piscinas y un edificio de planta basilical con tres naves y cabecera en ábside. Esta construcción tenía cinco mosaicos de distinta temática como una cenefa con delfines y motivos vegetales.

Según un estudio firmado por Ángel Rodríguez, José M. García-Consuegra, Julia Rodríguez y María Jesús Pérez Tovar en la revista de la Universidad Pablo de Olavide, en la década de los noventa se documentó parte de otra villa en el emplazamiento de la antigua estación de autobuses, en el Camino de Ronda.

Los Mondragones mantuvo una ocupación ininterrumpida durante más de seis siglos

Durante las obras de readaptación del antiguo hangar, aparecieron los restos de una serie de estancias que se asociaron a las labores de explotación agropecuaria de la villa, que parece ser que estuvo en funcionamiento desde el siglo I d.C. hasta su amortización como necrópolis en el siglo IV d.C.

Recientemente, durante las obras para la construcción de la plataforma del Metro, se pudo recuperar, en el mismo Camino de Ronda, en su cruce con la calle Recogidas, la presencia de un conjunto constructivo de carácter funerario-religioso que parece ser llegó a convertirse en lugar de culto y devoción para la comunidad cristiana iliberritana en torno a los siglos V-VII d.C, restos que se localizaron en el perímetro de otro asentamiento de carácter agropecuario, que hacia el siglo IV d.C. fue amortizado también como necrópolis.

Este primer anillo de villas romanas documentadas se completa con las referencias aún inéditas de los restos que también han sido excavados en la zona del Campus Universitario de Fuentenueva.

Según este estudio, la villa de los Mondragones abarca desde mediados del siglo I hasta los siglos VI-VII, constatándose una ocupación casi ininterrumpida durante este espacio de tiempo. Para los arqueólogos es probable que exista una fase anterior del siglo I a.C. aún sin caracterizar y presente en el registro por la presencia de algunos materiales arqueológicos como fragmentos de cerámica campaniense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios