En apoyo del eje mediterráneo

  • Ferrmed analiza en el SIL el impacto socioeconómico del tren del litoral

Joan Amorós, secretario General de Ferrmed y secretario general ejecutivo de R+D+4i Euro-Action Group, será el encargado de moderar las jornadas que tienen como título El impacto socioeconómico en su área de influencia, organizadas por el lobby que representa. La bienvenida a los participantes, entre los cuales no irá nadie de Granada, según confirmaron a este periódico fuentes de la organización, será a las 9 de la mañana y tendrá lugar por parte del presidente de Ferrmed, Jacinto Seguí, así como de Jordi Cornet, delegado especial del Estado en el Consorcio Zona Franca de Barcelona y Enrique Lacalle, presidente del Comité Organizador del SIL.

A las 9:15 están previstas una serie de ponencias que reflejarán "la opinión del mundo empresarial". De Andalucía, comunidad en la que Ferrmed están acostumbrados a que participen en menor medida en los actos que organizan que el resto de regiones implicadas, tan sólo está prevista la participación del presidente de la Cámara de Comercio de Almería, Diego Martínez, y del director gerente de Promálaga, José Estrada. Aún al cierre de este periódico estaba por confirmar la presencia del presidente de la comunidad autónoma andaluza, José Antonio Griñán, en la segunda parte de la mañana, cuando se reflejará "la opinión de la Administración". Además, estarán sus homólogos de Cataluña, Valencia, Murcia, Islas Baleares, así como de varias regiones italianas y francesas y un representante del Parlamento Europeo.

En la parte central de la jornada, además de la proyección de un documental, será Joan Amorós quien diserte sobre El impacto socioeconómico del Gran Eje Ferrmed y del Corredor Mediterráneo. Actuaciones a llevar a cabo a corto, medio y largo plazo.

En su exposición, recordará que el Gran Eje Ferremed, cuyo tronco principal une las ciudades de San Petesburgo en Rusia con Casablanca en Marruecos y también Rotterdam con Génova, es el Eje vertebrador de las European Union Locomotive Economic Regions (EULERS) y que su área de influencia abarca el 54% de la población de la UE y el 66% del PIB.

El Corredor Mediterráneo se inicia en Lyon donde enlaza con la línea transalpina y transpadana, resiguiendo el Valle del Ródano hasta Marsella, con un ramal hacia Genova, y prosigue paralelo a toda la costa mediterránea occidental hasta llegar a Algeciras, canalizando los flujos logísticos más importantes de Francia, España e Italia.

Las regiones más directamente implicadas en Francia representan un tercio de la población y de la economía francesa. En Italia tiene incidencia sobre el 30% de la población y el 36% del PIB. En España el impacto es aún superior y llega al 50% de la población y del PIB. Sólo las provincias marítimas de las regiones involucradas, representan más del 40% de la población y del PIB, el 60% de las exportaciones, el 55% de la producción industrial, cerca del 50% de la producción agrícola en valor, casi el 60% del tráfico terrestre de mercancías y el 67% del tráfico marítimo.

Por otra parte, el Mediterráneo es un mar emergente por el que circula el tráfico más importante del mundo. Los puertos del Mediterráneo Occidental tienen grandes oportunidades de captación de tráfico (tanto asiático como del Norte de África) siempre que se modernicen convenientemente los enlaces y las líneas ferroviarias correspondientes.

Las inversiones necesarias tienen un elevado impacto socio-económico y son altamente rentables, según Ferrmed y creen que convertirían esta amplía zona en una gran plataforma logística e industrial comparable a la del Benelux y la Alemania más occidental.

La conjunción de las instituciones públicas y privadas en el desarrollo de las infraestructuras necesarias, así como la priorización de las inversiones en este Corredor, es garantía de éxito en el crecimiento de la economía española, francesa, italiana y de la Unión Europea, según afirma Amorós.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios