En busca del primer rayo de sol

  • Tras una semana interminable en la que no se ha dejado ver, la aparición estelar del astro rey llena las calles del centro, los bancos de las más soleadas plazas y las terrazas de los bares

Hace muy poco que las páginas de este mismo periódico anunciaban que este último mes de enero ha sido el más frío de los últimos 37 años. En la última semana, además del frío, la lluvia y el viento han echado por tierra los deseos de aquellos que se vienen abajo con los días grises. De ahí que los granadinos reciban, con los brazos abiertos, los primeros días soleados -y bastante caldeados- del mes de febrero. Las calles se llenaron ayer de gente que apostó por 'patearse' la ciudad en detrimento del transporte urbano, las pocas terrazas permanentes de bares y restaurantes -que han permanecido vacías prácticamente todo el invierno- consiguieron un nivel de ocupación impropio de mediados de febrero, y los bancos de Puerta Real fueron asaltados por parejas y grupos de jubilados en busca del primer rayo de sol.

Y es que, según la información facilitada por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la de ayer fue una jornada en la que el cielo despejado y la ausencia total de viento permitió alcanzar máximas de hasta 15 grados. Aunque los termómetros repartidos por la ciudad -que siempre apuntan mucho más alto que las temperaturas recogidas por la Agencia Estatal de Meteorología- llegaron a señalar los 23 grados.

Sin embargo, la sensación primaveral podría acabarse hoy mismo. Y es que, según la predicción meteorológica, la de hoy será una jornada en la que las nubes vuelvan a tomar protagonismo. La Aemet señala que, aunque las temperaturas no se diferenciarán demasiado de las que se alcanzaron ayer (oscilarán entre los 14 y los 3 grados), el cielo permanecerá algo nuboso. Esta situación, al parecer, empeorará durante la jornada del sábado, en la que el cielo poco nuboso dará paso, otra vez y en honor de los enamorados que se refugien a cubierto el día de San Valentín, a un cielo muy nuboso. Eso sí, las temperaturas máximas sufrirán un ligero aumento respecto al viernes y alcanzarán de nuevo los 15 grados.

En la Costa la situación no será muy diferente de la que sufrirá la capital. Aunque las temperaturas sí son superiores (sobre todo las mínimas, que no bajarán de los 8 grados, mientras que las máximas superarán los 18), a partir de hoy y hasta que finalice el fin de semana, el cielo no permanecerá totalmente despejado.

Según Meteorología, habrá que esperar a mediados de la semana que viene para volver a disfrutar de días primaverales como el de ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios