Se buscan familias para acoger a niños saharauis este verano

  • La asociación de Amistad con la R.A.S.D hace un llamamiento para atender a los menores que llegarán a la provincia dentro del programa 'Vacaciones en Paz'

En este caso, para ser una familia de acogida no se necesita ningún requisito especial, simplemente, querer. Querer tener a un niño procedente del Sáhara desde mediados de junio a mediados de agosto y aprender de él, de su cultura y conocer otras realidades. Eso es lo que recibe la familia. A la par, el niño logrará estar fuera de los campamentos durante los duros meses de verano que se viven en el desierto argelino; se proporcionará asistencia sanitaria y se le ayudará en cuestiones alimenticias. "Algo que para nosotros puede ser poca cosa pero que para ellos es una inyección de fuerza moral y física para el resto del año", dicen desde la asociación.

El programa de Vacaciones en Paz 2001 de la Asociación Granadina de Amistad con la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) traerá este verano a 150 niños pero, por ahora, no todos tienen familia que los acoja. Es por eso que la agrupación hace un llamamiento a todos los granadinos interesados ya que entre 15 o 20 menores están a la espera de padres adoptivos.

Los niños que llegan a Granada tienen entre 8 y 12 años y forman parte del colectivo de ñiños escolarizados de los campamentos. "Para ellos el venir a Granada es un premio a todo el esfuerzo de un año de trabajo, es la recompensa a sus resultados escolares".

Muchas familias que han participado y que comenzaron con un niño de los pequeños mantiene el contacto con el menor y lo acogen cada verano pero no todos tienen la misma suerte y algunos se han quedado descolgados.

"La familia lo único que tendría que hacer es acogerlo en casa como uno más", apuntan. En cualquier caso, la asociación organiza durante la estancia de los menores en Granada un programa paralelo de actividades que incluye salidas a la playa, "algo que les encanta"; acudir a fiestas locales; participar en talleres y tener actividades interculturales con los niños de acogida y los receptores para que ambas culturas se mezclen y se enriquezcan.

La Asociación Granadina de Amistad con la R.A.S.A. lleva trabajando desde el año 1985 en labores de solidaridad con el pueblo saharaui.

Como ONG sin ánimo de lucro, trabaja día a día con la aportación voluntaria de recursos, tanto humanos y materiales como económicos de particulares, otras asociaciones, instituciones privadas y públicas. El destino y cometido de su actividad está encaminada a la cooperación y desarrollo con esta comunidad que desde hace más de 30 años vive en el exilio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios