La capital levantará la prohibición de beber en la calle en Nochevieja

  • En 2009 el Consistorio ha multado en torno a 600 personas por beber fuera del botellódromo

La Ley Antibotellón sigue vigente, pero el Ayuntamiento relajará su aplicación durante la celebración de la Nochevieja, de forma que no multará a las personas que beban en la calle. Se trata de una noche especial en la que inevitablemente mucha gente acudirá con bebidas alcohólicas a la Plaza del Carmen para festejar la entrada del nuevo año 2010, de ahí que el Ayuntamiento de Granada haya decidido flexibilizar la aplicación de la normativa.

"Se autoriza como fiesta la celebración de la Plaza del Carmen así que es normal que la gente se lleve las botellas para brindar. De todas formas, una vez que pasan las campanadas la gente se dispersa y no suele haber mayores problemas", apunta el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Granada, Eduardo Moral.

Eso sí, ante un comportamiento incívico el Ayuntamiento ya ha advertido que volverá a aplicar la Ley con todas sus consecuencias, es decir, con la pertinente multa económica. Además, la Policía Local velará para que la fiesta se desarrolle con normalidad y se harán los pertinentes controles de alcoholemia para evitar que la gente conduzca tras haber ingerido alcohol.

Durante la última noche del año no suelen producirse grandes concentraciones juveniles para beber en las plazas de la capital ya que la gente se dispersa en los bares y pubs. Las previsiones meteorológicas para el día 31 tampoco parece que vayan a propiciar las concentraciones en la calle, ya que todo apunta a que lloverá. Precisamente este factor fue el que hizo que el pasado día 24, Nochebuena, no fuera necesario dispersar a ningún grupo. No obstante, en caso de que se registren concentraciones de este tipo tras las uvas, la Policía intentará persuadir a los jóvenes para que se dispersen. Aún así, está previsto que el núcleo de la fiestas se localice en cualquier caso en la Plaza del Carmen.

A falta de unos días para que termine el año, la aplicación de la Ley Antibotellón ha dejado en Granada cerca de 600 multas por beber fuera del botellódromo. Aún así, los datos han ido descendiendo a lo largo de los últimos años a medida que la gente ha ido conociendo los términos de la prohibición. "A raíz de la implantación de la ordenanza de la convivencia hemos estado analizando la evolución de las sanciones y hemos visto que han ido descendiendo", apuntó al concejal de Seguridad Ciudadana de Granada, Eduardo Moral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios