La capital 'reserva' 2,5 millones para la paga extra de sus funcionarios

  • No podrá tocar este dinero hasta que abone sus deudas a los bancos o se comprometa a hacerlo a través de un plan de saneamiento

En el Ayuntamiento de Granada hay 2.300 funcionarios a los que se les retiró la paga extra en 2012. En el Ayuntamiento de Granada hay 2.300 funcionarios a los que se les retiró la paga extra en 2012.

En el Ayuntamiento de Granada hay 2.300 funcionarios a los que se les retiró la paga extra en 2012. / g. h.

El Ayuntamiento de Granada dio ayer luz verde a una modificación presupuestaria que le permitirá tener en su mano 2,36 millones con lo que , en teoría, deberían abonar a los 2.300 funcionarios la parte restante de la paga extra que se les retiró en 2012. Pero no va a ser así. El trámite es un mero 'paripé' ya que la orden de pago está paralizada por el interventor municipal que puso hace unos días los pies en la tierra al Ayuntamiento recordándole que tiene que hacer frente con prioridad absoluta a las amortizaciones de los préstamos a largo plazo, y que el periodo medio de pago a proveedores supera los 122 días cuando tendría que estar en 60.

El portavoz del equipo de gobierno, Baldomero Oliver, reconoció ayer que están intentando solventar ese "reparo" que pone el interventor. "Intentaremos superar a través de transferencias de otras partidas ese reparo del interventor, si así fuera ya tendríamos cubierto el siguiente requisito que es contar con los 2,36 millones para hacer frente a la paga extraordinaria", relató el portavoz del equipo de gobierno.

El dinero que el Ayuntamiento ha conseguido reservar tiene varias procedencias. 1,2 millones ya estaban reservados en el presupuesto de 2015 con el que funciona actualmente el Ayuntamiento, ya que hace dos años hubo que pagar una primera parte de la paga extra. El otro 1,2 millones que faltan vienen del capítulo 1 (personal).

"Aunque el expediente no ha superado el reparo de intervención hemos dado los pasos que políticamente le corresponden al equipo de gobierno para tener todo garantizado y dar cumplimiento a nuestra voluntad de llevar a cabo ese pago siempre que podamos superar el reparo de intervención", manifestó Oliver.

Por su parte el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, instó al equipo de gobierno a que elabore cuanto antes el plan de saneamiento. En dicho documento el Ayuntamiento debe explicar cómo va a hacer frente a las deudas que tiene y cómo va a bajar el periodo medio de pago. Dicho documento, y el compromiso que trae parejo para cumplir con lo escrito, desbloquearía los "reparos" del interventor para dar vía libre al pago de los 2,36 millones de las pagas extra.

"Nos sorprende que el equipo de gobierno planteara la negociación con los sindicatos y se comprometieran con ellos cuando este 'reparo' del interventor ya se conocía. Aún así hubo una declaración institucional que todos firmamos", relató el portavoz municipal de IU, quien cree que con este proceder se está engañando a los empleados.

"¿Qué sentido tiene hacer la transferencia si no se puede firmar el decreto? Hacer el paripé de pagar para luego no pagar genera malestar y enfado entre los trabajadores y transmite la imagen de que el Ayuntamiento es incapaz de cumplir con su palabra", añadió Puentedura.

La paga extra de 2012 fue suprimida por el Real Decreto de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad del Gobierno de Mariano Rajoy. En los presupuestos de 2016 se estableció una disposición adicional que permitía la aprobación de la devolución de las cantidades retenidas a los funcionarios. En el caso del Ayuntamiento de Granada ascendía a 2.366.236 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios