Un castaño de Pórtugos para el guitarrista Andrés Segovia

Homenajear a quien se lo merece es, cuanto menos, emotivo. Pues precisamente es lo que ha hecho el municipio alpujarreño de Pórtugos con el guitarrista Andrés Segovia, considerado como el padre del movimiento moderno de la guitarra clásica. En 1970 un conocido empresario del municipio donó un castaño al guitarrista, y 40 años después el Ayuntamiento de Pórtugos ha decidido renovar el obsequio por uno nuevo en un acto de homenaje a los dos protagonistas de la historia, ya fallecidos.

El Ayuntamiento de Pórtugos ha dedicado al artista un joven castaño en sustitución de ese otro centenario, que se secó, y que le fue entregado por un vecino del municipio, Carlos Estévez, que tenía una buena relación con el guitarrista. El nuevo árbol posa ahora en un pequeño jardín a la entrada al municipio. Junto a él luce un monolito con una placa de madera en donde se puede ver el documento que en los años 70 rubricó la entrega del castaño.

El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Pórtugos, Jesús Fernández, aseguraba ayer que "desde que nos enteramos el pasado verano de esta historia a través de uno de los nietos del donante hemos querido hacer nuestro pequeño homenaje a ambas personas". Y la iniciativa, indicaba Fernández, ha sido acogida "con mucho cariño" por todos los vecinos del pueblo.

Al acto de homenaje al guitarrista y al empresario de Pórtugos también asistieron algunas personalidades, entre ellos el biógrafo de Andrés Segovia, Alberto López; el alcalde de Pórtugos, Agustín Salaberri; y los responsables del Ayuntamiento de Linares, ciudad en la que nació el guitarrista Andrés Segovia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios