Un colectivo de Bellas Artes pone contra las cuerdas el machismo con estilo 'pinki-punki'

  • The Zorrillas Girls inician una guerra por la igualdad con carteles, pegatinas y con mensajes 'directos'

Una de las integrantes ayer en la Facultad de Bellas Artes. Una de las integrantes ayer en la Facultad de Bellas Artes.

Una de las integrantes ayer en la Facultad de Bellas Artes. / carlos gil

La Facultad de Bellas Artes amaneció un día cargada de carteles que decían: "Sé astuta, se una zorra". Desde entonces este tipo de mensajes no han dejado de aparecer. Tras ellos se encuentra el colectivo The Zorrillas Girls. Un grupo de alumnas que un día decidió plantarle cara al patriarcado mediante mensajes directos y sin rodeos. El resultado ha sido un éxito. Sus expresiones son capaces de concienciar, de sacar una sonrisa o de generar rechazo. Todo les vale pues a su juicio "la sutileza y la paciencia son lujos que la lucha feminista no puede permitirse, ninguna lucha puede en realidad".

El proyecto comenzó cuando en una asignatura se les pidió emprender un proyecto artístico con un marcado activismo social. Fue entonces cuando The Zorrillas Girls crearon esta 'marca' con la que trabajar desde el anonimato para acabar con las situaciones de desigualdad en general y en el arte en particular con estilo 'pinki-punki'. Todo intentando que algún día el término zorrilla sea "sinónimo de astucia y viveza".

La primera acción consistió en una semana de invasiones de la facultad con carteles y pegatinas en un centro que, según explican estas jóvenes que aún cuentan con un profesorado muy feminista que acumula "micromachismos a diario". Prueba de ello es cuando un profesor busca a un alumno "fuerte" para mover un saco de escayola. No obstante, reconocen que estos profesores son pocos. En general el colectivo está muy agradecido pues ha recibido el apoyo no sólo del decanato, el vicedecanato, el profesorado; también del PAS.

Otro de los carteles que han diseñado es el de "Las ventajas de ser una mujer artista" que habla por ejemplo de la posibilidad de usar materiales rosas. Está inspirado en el colectivo estadounidense The Guerrilla Girls. En el arte todo va lento. "Es exasperante", dicen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios