Granada

Un gran colector de agua acabará con las inundaciones en Plaza Einstein

  • Contará con una inversión de 550.000 euros

  • La actuación, similar a la acometida en el Paseo del Salón

Estado de la Plaza Albert Einstein el martes tras la caída de dos trombas de agua. Estado de la Plaza Albert Einstein el martes tras la caída de dos trombas de agua.

Estado de la Plaza Albert Einstein el martes tras la caída de dos trombas de agua. / carlos gil

El problema de inundaciones que presenta la zona de Plaza Einstein cada vez que cae una tromba de agua dejará de existir en unos "ocho o nueve meses". La construcción de un nuevo colector de agua entre Gonzalo Gallas, Camino de Ronda y Padre Marcelino Álvarez, dará respuesta a una demanda de los vecinos y comerciantes de la zona, que han sufrido durante unas últimas lluvias que esta parte de la capital se convierta en una 'piscina' pluvial.

"Es lo mismo que se hizo hace algo más de un año en la zona del Salón. Se trata de acometer la obra de un gran colector que recoja el agua de la parte más alta de Gonzalo Gallas para, a partir de ahí, cruzar Camino de Ronda y recolectar todo el agua que viene de la zona del Beiro". Así lo indicó ayer el alcalde de Granada, Francisco Cuenca, que visitó la zona afectada junto a técnicos del Consistorio y responsables de la empresa municipal Emasagra, encargada de redactar el proyecto.

Tendrá un metro de diámetro en los primeros 70 metros y uno y medio en los 440 restantes

Este proceso de redacción, que ya está en marcha, tardará "entre dos o tres meses", según explicó Cuenca, tras lo que se iniciará el periodo de licitación y después ejecución de la obra, por lo que se espera que "en ocho o nueve meses" esté instalado el nuevo colector y que pueda estar en funcionamiento antes del próximo periodo de lluvias.

El trazado del colector, para cuya instalación se destinará una inversión municipal de 550.000 euros, partirá de la calle Gonzalo Gallas, cruzará por Camino de Ronda y desembocará en la calle Padre Marcelino Álvarez. En este punto se ubicará una cámara de hormigón armado, en la que tendrán lugar las conexiones con los otros dos colectores de la zona.

Tal y como explicó el director de Planificación y Obras de Emasagra, Alejandro Muñoz, "el colector tiene una longitud de 510 metros. En los primeros 70 metros, que discurrirán por la calle Benito Pérez Galdós, este colector contará con un metro de diámetro", mientras que en los 440 metros restantes, el diámetro del colector "se ampliará a metro y medio, lo que sí tendrá capacidad suficiente para drenar el agua que viene por Gonzalo Gallas y se acumula en Plaza Einstein".

Pero, ¿por qué se inunda esta zona de la capital? La respuesta es la confluencia de canalizaciones de distintas partes de la ciudad al ser "un punto bajo". Según indicó Muñoz, "que se acumule el agua en Plaza Einstein es porque se trata del punto bajo de una cuenca", lo que provoca que distintas conducciones confluyan ahí.

Pese a que había quienes apuntaban a que el Metro podría ser en cierto modo culpable de esta situación Muñoz dejó claro que no. "No tiene por qué tener influencia la obra del Metro porque estamos hablando de unas cuencas agua arriba de esta infraestructura", explicó el director de Planificación de Emasagra, que insistió en que "el desarrollo del Metro no ha interceptado colectores, sino que lo que ocurre es que la ciudad va impermeabilizándose agua arriba poco a poco con distintos desarrollos urbanísticos. Esto va generando que cada vez haya más agua de escorrentía -pluvial- que entra al drenaje, y va llegando más agua los puntos bajos de la ciudad".

La medida ha sido bien acogida por los vecinos de la zona. Según explicó el presidente de la asociación vecinal de Camino de Ronda, Pepe Vargas, "el problema lo tuvimos también hace años. Cuando empezaron el Metro, quitaron las alcantarillas y , al darse este problema, hicieron varias alcantarillas pero no cambiaron la tubería. Por ello, si viene muga agua, no llega al colector y sale, como ha ocurrido estos días".

Esta situación ha provocado que "los vecinos y comerciantes estén que se suben por las nubes, ya que el agua llegaba a los Bomberos incluso por la cintura", pero considera que la construcción de este nuevo colector será "la solución y que comerciantes y vecinos quedarán contentos, ya que es más fácil hacer esto que dicen tanto los técnicos como el alcalde que cambiar las tuberías".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios