Un complicado perfil de 'Daniel'

Muestras de apoyo a 'Daniel'. Muestras de apoyo a 'Daniel'.

Muestras de apoyo a 'Daniel'. / álex cámara

Durante el juicio contra el sacerdote Román M. V. C. gran parte de los interrogatorios se han centrado en explicar la forma de ser del joven que denuncia abusos sexuales desde los 14 hasta los 18 años. Su credibilidad ha quedado varias veces en entredicho, incluso durante su propia declaración, cuando incurrió en varias contradicciones.

La comparecencia ayer de la exnovia del joven -tuvieron una relación sentimental al final del periodo en el que él sitúa los posibles abusos- vino a confirmar aún más esa compleja personalidad, pues sacó a relucir la condena por vejaciones hacia ella que le impuso a Daniel un juzgado de violencia de género.

Durante el largo relato de aquellos hechos el abogado de la defensa llegó a protestar y recordó que en este proceso "se está juzgando al acusado y no a mi cliente". Pero el presidente del tribunal le rebatió al poner de relieve la importancia de esbozar un perfil del denunciante.

La novia del joven admitió que éste le confesó los posibles abusos sexuales por parte de los sacerdotes, pero ella aseguró no haberlo creído en ese momento porque pensaba que era una estrategia para que ella no lo dejara por lástima.

El siguiente testigo ayer fue el inspector jefe del Servicio de Atención a la Familia (SAF) de la Policía Nacional que llevó todo el peso de la investigación del caso. Puso de relieve posibles contradicciones que pudieron producirse por parte del denunciante en el relato de los hechos.

La sesión concluyó con la declaración de varias personas que fueron detenidas inicialmente en esta causa, los cuales negaron haber cometido abusos sexuales o ser víctima de ellos, afirmando que estas acusaciones "son totalmente falsas", "una patraña" motivada por una cuestión económica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios