De cortijo ocupado a sede oficial del PTS

  • La Fundación del Parque Tecnológico construirá en el antiguo cortijo de las Angustias su sede oficial, para lo que rehabilitará el antiguo edificio, que se completará en el futuro con otro centro de reunión

La Fundación del Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud culminará la explotación de los terrenos del actual Campus habilitando en la zona la sede oficial y central de la Fundación, que en la actualidad está en la calle Recogidas pero que el próximo año tendrá ya su espacio en el cortijo Nuevo de las Angustias, que pasará de ser un cortijo ocupado por inmigrantes rumanos a sede oficial del PTS.

Con todo, el proyecto es más ambicioso y, además de la rehabilitación del Cortijo para sede de la Fundación -trabajos que ya han sido adjudicados-, se ha planteado por el estudio de arquitectura de Francisco Martínez Manso y Rafael Soler la construcción de un edificio nuevo dentro de la misma parcela que suponga un Centro de Investigación y Desarrollo del Parque Tecnológico.

Pero esa segunda fase tendrá que esperar más. "En un principio vamos a afrontar la rehabilitación del cortijo para sede de la Fundación y la segunda fase del proyecto se tendrá que valorar en función del presupuesto", matizó el gerente del Parque Tecnológico, Jesús Quero.

Los dos edificios, el cortijo sede de la Fundación y el planteado centro de desarrollo, estarían conectados mediante un aparcamiento cubierto por un estanque.

Las obras de rehabilitación se han adjudicado a la empresa Artesa "después de valorar tres ofertas presentadas para la realización de las obras". La elección se llevó a cabo realizando la media aritmética de los presupuestos ofertados y eligiendo después la que más se ajustase a dicha media. La primera fase de los trabajos ya adjudicados a Artesa, consistentes en demoliciones, movimiento de tierras, cimentación, saneamiento, estructura, albañilería y electricidad, supondrán una inversión de algo más de 582.000 euros. En total, la rehabilitación tiene un presupuesto de más de un millón de euros. Artesa es una empresa granadina que ya ha realizado obras como la del Hotel Puerta de las Granadas, el hotel de la calle Navarrete o la Plaza de la Trinidad.

El cortijo tendrá una superficie total construida de 1.317 metros cuadrados y el proyecto se ha tenido que adecuar a la conservación de la fachada y disposición del mismo ya que está protegido en el Plan Parcial.

"La mayor innovación será el tratamiento del patio, de 192 metros cuadrados, que se cubrirá con unos lucernarios que permitirán aprovechar más este espacio" y que aportarán luz, ventilación y climatización, dijo Quero.

Según se recoge en la memoria del anteproyecto del estudio de arquitectura, la construcción se basa en torno a un patio de grandes dimensiones que no atiende a la tipología clásica de los caseríos de la Vega de Granada sino más bien a las edificaciones rurales de La Mancha. Además, las "garitas" de vigilancia que lo rodean provienen de su uso como cuartel durante la Guerra Civil.

Para rehabilitarlo, se vaciará el cortijo manteniendo sólo sus cerramientos exteriores para mantener su forma.

El cortijo albergará los despachos necesarios para la Fundación así como sala de videoconferencias o espacios de apoyo.

La segunda actuación del proyecto será la construcción de un nuevo edificio de tres plantas que acogerá un centro de interpretación del PTS, el centro de mantenimiento y espacios para exposiciones. Además, un aparcamiento soterrado bajo un gran estanque junto con un paseo arbolado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios