La crisis económica llega al 'merchandising' funerario

  • La empresa municipal del cementerio, Emucesa, ha registrado un descenso del 90% en los colgantes para cenizas, música para las incineraciones y flores

El sector funerario, aparentemente poco afectado por la crisis económica, ha empezado ya a notar un acusado descenso de beneficios. La empresa municipal del cementerio, Emucesa, estima que ha descendido en un 90 por ciento la venta de servicios accesorios como las flores, los panteones, los colgantes para guardar las cenizas del difunto, o el servicio de música para las incineraciones. Este descenso económico contrasta con la subida de las tarifas que ayer aprobó el pleno municipal y que contempla, a partir de 2009, un aumento del 4,9 por ciento en todos los servicios que ofrece el Camposanto. Sólo la tasa de conservación general del cementerio y el servicio de escaleristas mantendrán su precio: once y seis euros respectivamente.

Esta subida supondrá que una sala en el tanatorio pasará de costar 310 euros a 325, mientras que la inhumación tendrá un coste en 2009 de 184 euros, frente a los 175 que cuesta actualmente.

No tanto por la crisis, sino por el cambio en las creencias culturales, este año han vuelto a aumentar las incineraciones frente a las inhumaciones. Ayer, el gerente de Emucesa, José Antonio Muñoz, anunció que las cremaciones han aumentado un 3 por ciento con respecto a 2007, siendo la incineración la opción elegida en el 48 por ciento de las muertes.

Pese a este cambio cultural hoy serán numerosas las personas que se acerquen hasta el Camposanto granadino para visitar a los difuntos, si bien la inestabilidad del tiempo mermará considerablemente la afluencia de visitas. Durante las dos últimas semanas, Emucesa calcula que han pasado por el cementerio más de 30.000 personas, cifra que se ha ido incrementando diariamente a medida que se acercaba el día de Todos los Santos.

Para facilitar la afluencia de visitas, la empresa de transportes Rober ha puesto este año en marcha una segunda línea de autobús, la número 30, que en lugar de terminar su recorrido en la Alhambra, seguirá hasta el cementerio, al igual que la línea número 13. Además de los refuerzos en el transporte, la oficina de Emucesa estará hoy abierta desde las 9 de la mañana hasta las 7 de la tarde ininterrumpidamente. En el Camposanto trabajará un refuerzo de escaleristas de 35 personas y otro de jardinería y limpieza.

Entre los proyectos que tiene pendiente el cementerio de Granada antes de que termine el año se encuentra la adquisición de cinco vehículos eléctricos. El primero de ellos empezará a funcionar a mediados de noviembre. "Los coches están terminando de fabricarlos en Barcelona pero viene de Estados Unidos, de ahí la demora en su puesta en marcha", manifestó José Antonio Muñoz.

30.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios