Unos doscientos profesionales de los equipos de orientación analizan los conflictos en el aula

  • Educación organiza el segundo encuentro del curso para "mejorar las buenas prácticas"

Más de 200 profesionales de los Servicios de Orientación Educativa de la provincia se reunieron ayer por segunda vez en lo que va de curso para debatir y analizar los conflictos que se viven en las aulas granadinas.

"El objetivo de este encuentro es mejorar y compartir las buenas prácticas", explicó ayer la coordinadora provincial del equipo técnico de Orientación Educativa de la Junta de Andalucía, Juana Pulido.

La delegada de Educación, Ana Gámez, encargada de inaugurar las jornadas, insistió ayer que "la actuación de estos equipos garantiza la compensación educativa en función de las necesidades del alumnado". Los orientadores intervienen también como instrumento para la mejora en los procesos de enseñanza y aprendizaje ya que "organizan el currículum de forma flexible, variada e individualizada", según Gámez.

Los asistentes al encuentro, la mayoría procedentes de los equipos de orientación educativos, que están integrados por maestros de Audición y Lenguaje, docentes de Compensatoria, médicos, psicólogos y pedagogos, se ven las caras por segunda vez en el mismo curso. Según explicó Pulido, a principios de noviembre mantuvieron también otra reunión con motivo del arranque del curso en el que intercambiaron algunas directrices. Pero en la cita de ayer, en la que estaba presente el 80% de los orientadores de la provincia, pusieron en común las conclusiones de los grupos de trabajo con los esfuerzos que han realizado los profesionales en sus respectivos centros para frenar y combatir los conflictos en el aula. "Esto debe ser un punto de partida", dijo Pulido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios