Más de 50 edificios eliminarán sus barreras arquitectónicas

  • La capital se encuentra redactando el Plan de Accesibilidad · En el diagnóstico previo se contempla actuar en 135 calles y adecuar 150 kilómetros de acerado

Desde la Catedral hasta el mismo Ayuntamiento. El Plan de Accesibilidad ya se ha puesto en marcha con el firme compromiso de hacer de Granada una ciudad más sensible con la accesibilidad. De esta manera, desde el Ayuntamiento ya se trabaja en los estudios previos que darán como resultado el documento definitivo. Unos estudios que son ambiciosos y que romperán las barreras arquitectónicas en más de cincuenta edificios público, adecuarán 150 kilómetros de aceras y mejorarán más 135 calles de Granada.

Tener en plan de accesibilidad de la ciudad ha sido una asignatura pendiente de Granada desde hace varios años. El Ayuntamiento, después de tres negativas de la Junta para darle la subvención pertinente, a la cuarta convocatoria y con la mediación del Defensor del Pueblo ha logrado contar con la ayuda autonómica para ponerse a trabajar en la redacción del documento marco. El Ayuntamiento podrá 59.000 euros y la Junta 46.000 para elaborar el documento que hará de guía durante los 10 próximos años en materia de accesibilidad.

La idea municipal es que Fundosa -empresa ganadora del concurso para realizar el plan- cuente con todos los sectores de la sociedad para la elaboración del informe, por esto, ayer celebró unas jornadas participativas para que todos los colectivos implicados e interesados en hacer una ciudad más accesible puedan aportar su granito de arena.

Con todas las propuestas sobre la mesa, se calcula que será para los meses de junio y julio la redacción del proyecto inicial esté concluido. En cualquier caso, la empresa encargada del trabajo presentó ayer los primeros bocetos de intervención. Los técnicos están trabajando en tres líneas estratégicas. La primera a nivel viario que supondrá desarrollar una red de itinerarios principales de la ciudad con una longitud de más de 150 kilómetros de aceras y 135 calles y zonas peatonales.

En un segundo plano y, según la concejal del ramo, Ana López Andújar, el que más carencias tiene Granada, abordará los edificios públicos. En este sentido, Fundosa, ha tomado como referencia casi 40 edificios municipales sobre los que está haciendo un chequeo para conocer sus deficiencias y poder intervenir cuanto antes.

Por último, los campos del transporte y la comunicación también serán renovados por completo. En ellos se incluyen la adaptación de las paradas de taxi y de autobús, además, de la elaboración de un estudio sobre la señalización urbana para que los peatones con dificultades físicas o psíquicas mejoren su orientación urbana.

Sin duda, a pesar del retraso, la aprobación de estas medidas los ciudadanos que tienen alguna discapacidad lograrán ganar libertad y autonomía en las calles de su ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios